EFE

Mundial Londres 2017: Así fue la jornada para los españoles

Mundial Londres 2017: Así fue la jornada para los españoles
Por Eurosport

El 13/08/2017 a las 13:35Actualizado El 13/08/2017 a las 23:01

Consulta la actuación de la delegación española en la sexta jornada de competición de los Mundiales de Londres 2017.

Histórico 4x400, quinto con récord de España

El cuarteto formado por el palentino Óscar Husillos, el toledano Lucas Búa y los canarios Darwin Echeverry y Samuel García, estuvo durante casi toda la carrera en el cuarto puesto y sólo cedió una plaza al final, pero acabó con un registro de 3:00.65, pulverizando el récord de España anterior.

Video - Mundial Londres 2017: El 4x400 español bate el récord nacional y finaliza quinto

01:49

El equipo, que hasta hace pocos días no supo que podría participar, por ránking, en estos campeonatos, batió el récord de 3:01.42 que un equipo integrado por Iván Rodríguez, David Canal, Antonio Andrés y Antonio Reina logró en los Mundiales de Edmonton 2001, en los que se metió en la final y acabó sexto.

Mechaal roza la medalla en 1.500

Video - Mundial Londres 2017: Adel Mechaal se queda a 18 centésimas del bronce

00:54

El campeón de España quería una carrera rápida y los kenianos Elijah Manangoi y Timothy Cheruiyot -oro y plata al final- se encargaron de que fuera así.

Campeón de Europa de 3.000 m en pista cubierta, Mechaal se había inclinado, finalmente, por el 1.500 pese a no haber bajado de 3:33 como él mismo se había exigido para dejar el 5.000. Era una apuesta arriesgada para un atleta capaz de sostener ritmos altos pero sin remate a nivel mundial.

Esa falta de pegada en el esprint le dejó sin medalla. Los dos kenianos se jugaron el oro por delante, y atrás Mechaal fue ganando terreno al noruego, pero lentamente, centímetro a centímetro, de forma que no remató el trabajo. Los dos se arrojaron a la meta y ganó Ingebrigtsen.

Mechaal, nacido en Jebha (Marruecos), compitió en los Mundiales de Londres en virtud de la resolución de Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) que anuló la sanción de 15 meses que le impuso la Agencia Española Antidopaje (AEPSAD) por tres supuestos controles de dopaje fallidos. Desde Daegu 2011, cuando el sevillano Manuel Olmedo terminó cuarto, ningún otro español se había clasificado para la final de 1.500, una disciplina que ha dado cinco medallas a España en Mundiales: 3 de plata (Fermín Cacho dos y José Luis González) y 2 de bronce, las dos de Reyes Estévez.

José Ignacio Díaz, decimoséptimo con récord personal en 50 km marcha

El madrileño José Ignacio Díaz consiguió la mejor clasificación de los españoles en los 50 km marcha de los campeonatos del mundo, decimoséptimo, con nuevo récord personal (3h48:08) que le sitúa décimo en el ránking nacional de todos los tiempos.

El leonés Francisco Arcilla llegó a la meta en el puesto 26, con 3h57:27, mientras que el pacense Iván Pajuelo se retiró. "Quería salir un poco conservador la primera mitad y arriesgando en la segunda, pero he ido un poco más rápido de lo que pensaba, tanto al principio como al final. Con 37 años, no puedo estar más orgulloso de rebajar en tres minutos mi marca personal, y en un Mundial", comentó Díaz tras llegar a la meta.

Miguel Ángel López décimo en los 20 km marcha

El colombiano Arévalo sucedió a Miguel Ángel López como campeón de 20 km marcha. Miguel Ángel López parecía recuperado de su decepción olímpica de Río, donde sólo fue undécimo en 20 km y se retiró en 50, pero físicamente no tenía la forma que deslumbró hace dos años.

El murciano se mostró insatisfecho al final de la prueba: "He aguantado el ritmo para llegar en buena posición y me voy contento porque lo he dado todo, pero no satisfecho del todo porque podría haberlo hecho un poquito mejor"

Arévalo, de 24 años, campeón mundial júnior en 2012 y actual líder del circuito Challenge de la IAAF, hereda el trono absoluto del español Miguel Ángel López, que hoy llegó décimo con 1h19:57, justo a continuación de otros dos españoles, Álvaro Martín, octavo con 1h19:41, y Alberto Amezcua, noveno con 1h19:46.

Martín se mostró contento en la llegada teniendo en cuenta que en los Juegos Olímpicos fue vigésimo segundo: "Tenía muchas ganas de quitarme la espina de los Juegos Olímpicos, había trabajado muy bien y estaba preparado para todo"

0
0