EFE

'Cholo' Simeone, cuatro de cuatro

'Cholo' Simeone, cuatro de cuatro
Por EFE

Madrid, 14 mar (EFE).- Diego Pablo Simeone, entrenador del Atlético de Madrid, ha logrado, tras eliminar al Bayer Leverkusen (2-4 y 0-0), colocar a su equipo por cuarta vez, de forma consecutiva, en los cuartos de final de la Copa de Europa, la noche en la que Fernando Torres volvió a recibir el cariño de los suyos.

En un estadio Calderón lleno hasta la bandera y que ha iniciado ya la cuenta atrás hasta la mudanza al Wanda Metropolitano, el mejor Atlético de la historia no dejó lugar a la sorpresa. Después del 2-4 logrado en Leverkusen hace quince días no se podía presagiar otra cosa y los rojiblancos se han situado de nuevo entre los ocho mejores conjuntos del Viejo Continente, por novena ocasión en sus 114 años de vida.

El máximo responsable de la gesta es su entrenador, el argentino Cholo Simeone, subcampeón en dos de las tres últimas finales, en Lisboa (2014) y Milán (2016), perdidas ante el Real Madrid. En Portugal, tras el gol de Sergio Ramos en el minuto 93, que daba paso a la prórroga; y en Italia en la tanda de penaltis, tras fallar Juanfran Torres el suyo.

Ante un Bayer Leverkusen con seis bajas importantes y con una labor casi imposible por delante, el Atlético se aupó de nuevo a la ronda de cuartos y junto a Real Madrid, Barcelona y Bayern de Munich completa el cuarteto de únicos conjuntos presentes entre los ocho mejores en la actual y en las tres anteriores ediciones.

A partido le faltó tensión. Con los dos equipos conscientes de que todo estaba prácticamente ventilado tras el encuentro de ida, el duelo de vuelta fue de celebración para la hinchada local, que festejó el pase adelante en un torneo que el Atlético tiene entre ceja y ceja después de las dos finales perdidas. Estar en Cardiff el sábado 3 de junio es el gran objetivo del club.

Los mil seguidores alemanes que animaron a su equipo desde una de las esquinas del Fondo Norte añadieron color y claudicaron definitivamente con el paso de los minutos sin que su equipo lograse marcar. Al contrario que los aficionados colchoneros, que vitorearon a los suyos y estallaron de júbilo cuando, en los primeros minutos de la segunda mitad, Fernando Torres saltó, junto al resto de suplentes, a la banda a calentar.

El 'Niño', que dio el susto, en el partido ante el Deportivo en Riazor el pasado 3 de marzo, al caer al suelo tras un choque con Alex Bergantiños, recibió la ovación de la noche, aunque finalmente no saltó al terreno de juego. Sí lo hizo por el Bayer Leverkusen el mexicano 'Chicharito' Hernández, titular en su equipo y que fue obsequiado con una sonora bronca cuando fue sustituido en el último tramo del envite. La afición le recordó sus pasado madridista.

La aclamación a Torres por una hinchada que pidió al Cholo que lo sacase al campo, fue uno de los momentos más emotivos de la noche. Otro, la doble intervención del esloveno Jan Oblak en el minuto 68, tras un error de Jose María Giménez. Tres paradones a dos tiros a quemarropa, un tercero despejado por un defensa y un cuarto que salió fuera, levantaron al público de sus asientos y las palmas echaron humo.

Hasta el final, los cánticos se sucedieron. El Atlético conmemoró su clasificación y el 'Cholo' firmó otra gran noche, la de su poker de presencias correlativas en los cuartos de la Copa de Europa. Además, dos finales de la máxima competición, una Liga Europa, una Copa del Rey, una Supercopa de España, una de Europa y una Liga le contemplan. Simeone, cuatro de cuatro y Cardiff en el horizonte. Jenaro Lorente

0
0