Getty Images

El Alavés sueña con su primer título 16 años después de la hazaña de Dortmund

El Alavés sueña con su primer título 16 años después de la hazaña de Dortmund

El 26/05/2017 a las 19:32Actualizado El 26/05/2017 a las 21:38

Un gol en propia de Geli en el 117' acabó con las esperanzas de un equipo que llegó a empatar a 3-1 en contra frente al Liverpool de Michael Owen y Steven Gerrard.

16 de mayo de 2001. En el Westfalenstadion, hogar del Borussia de Dortmund, se produce una de las mejores finales europeas de su historia. A un lado, un clásico, el Liverpool de Gérard Houllier, liderado por un Michael Owen que ese mismo año se adjudicaría el Balón de Oro y que ya contaba con un Steven Gerrard en proceso de convertirse una estrella.

Al otro lado, contra todo pronóstico, erigiéndose como la gran sorpresa del torneo, un Deportivo Alavés entrenado por un Mané que había rescatado al equipo de las catacumbas de la Segunda División al ascenso a Primera. Las semifinales de Copa (1998) iban a ser la antesala de lo que pasaría tan solo tres años después, clasificándose para Europa y alcanzando una final que se recordaría por siempre.

Jordi Cruyff Gerrard - Liverpool-Deportivo Alavés - UEFA Cup 2000/20001 - Imago

Jordi Cruyff Gerrard - Liverpool-Deportivo Alavés - UEFA Cup 2000/20001 - ImagoImago

En aquel espectacular choque, los reds llegaron a ponerse 2-0 y 3-1, pero un doblete de Javi Moreno puso el empate cuando apenas se habían cumplido 50 minutos. El mítico Robbie Fowler volvió a poner por delante al Liverpool con una sensacional maniobra en el área, y cuando ya se cantaba la victoria para los ingleses, Jordi Cruyff firmaba el empate a cuatro rematando a gol un saque de esquina en el 89’.

Los de Mané forzaron la prórroga, donde cayeron de la forma más desgraciada posible: con dos expulsados (Magno y Karmona) y un desafortunado tanto en propia de Geli a tres minutos de una tanda de penaltis que parecía inevitable. El Alavés logró marcarle cuatro goles al Liverpool, estuvo a un paso de lograr el primer título de su historia y cayó de pie, protagonizando una de las grandes batallas futbolísticas en el viejo continente.

Javi Moreno celebra uno de sus goles en la final de la UEFA entre el Deportivo Alavés y el Liverpool

Javi Moreno celebra uno de sus goles en la final de la UEFA entre el Deportivo Alavés y el LiverpoolEFE

Mucho ha llovido desde entonces, nada menos que 16 años. El ‘Glorioso’ descendió a Segunda B y no logró retornar a la categoría de plata hasta 2013. Tres años después, Bordalás devuelve al equipo a la élite y Mauricio Pellegrino lo convierte en el equipo revelación, con la permanencia asegurada con varias jornadas por delante, una novena posición nada despreciable y una final de Copa que pelearán a muerte contra el Barça.

Algunos ya se la dan por ganada al cuadro de Luis Enrique, pero que le pregunten al Liverpool cuánto tuvo que sudar para llevarse el trofeo. Ibai Gómez, Llorente, Deyverson y compañía buscan vengar la final de Dortmund y firmar una hazaña al alcance de muy pocos.

0
0