EFE

La rotación no funcionó pero el balón parado siempre es un seguro de vida

La rotación no funcionó pero el balón parado siempre es un seguro de vida

El 10/09/2017 a las 14:58Actualizado El 10/09/2017 a las 14:59

Zinedine Zidane quiso revolucionar a su equipo y tuvo que tirar de un viejo recurso para salvar un punto en el Santiago Bernabéu ante el Levante.

Los experimentos no funcionaron

Zinedine Zidane revolucionó su once inicial pero el resultado no fue satisfactorio. Con Marcos Llorente en la sala de máquinas y una banda izquierda con Marcelo y Theo como doble amenaza, el conjunto blanco no encontró su ritmo de juego ni creó tantas ocasiones como en encuentros anteriores. En esta ocasión, los cambios tampoco fueron decisivos ya que Isco, pese a que fue el más incisivo desde su entrada al campo, no tuvo la magia habitual.

El Levante, un recién ascendido con buena pinta

Volvió a Primera con una victoria ante el Villarreal, salvó un punto ante un Dépor que se adelantó 0-2 y ahora araña otro punto en el Santiago Bernabéu. El equipo de Muñiz se maneja con gran orden e ideas claras en su vuelta por los campos de la máxima categoría. A buen seguro de que estos puntos serán importantes en la recta final del campeonato.

El balón parado nunca falla

Lo del Real Madrid y las jugadas a balón parado es todo un expediente X. Da igual cuál sea el rival, cómo defienda las jugadas o qué futbolistas estén en el once, el Real Madrid siempre ve puerta. En esta ocasión, el gol de Lucas Vázquez sirvió para desatascar un momento complicado donde los blancos no lograban abrir la lata por juego y ocasiones.

Sergio Ramos (Real Madrid) y José Campaña (Levante)

Sergio Ramos (Real Madrid) y José Campaña (Levante)EFE

Preocupación en punta

La salida de Álvaro Morata este verano hacía al Real Madrid quedarse con apenas dos hombres como delantero centro: Karim Benzema y Borja Mayoral. La lesión del galo deja al canterano como único referente, si bien Zidane aún no ha demostrado una gran confianza en él. El catálogo de recursos, con Bale en punta o Asensio de falso ‘9’ permite a los madridistas respirar tranquilos por ahora.

Fieles a una tradición interminable

Una vez más, y ya van 71 seguidas, el Real Madrid siguió fiel a su idilio con el gol. Los hombres de Zinedine Zidane volvieron a ver puerta y tuvieron ocasiones para hacer algún tanto más. La lista de recursos del conjunto blanco hace pensar que la racha seguirá creciendo: balón parado, genialidad de su línea de tres cuartos, pólvora de sus estrellas…

0
0