Getty Images

ATP Pekín (Semifinales), Nadal-Dimitrov: El rey y el eterno aspirante nuevamente cara a cara (10:30)

ATP Pekín (Semifinales), Nadal-Dimitrov: El rey y el eterno aspirante nuevamente cara a cara (10:30)

El 06/10/2017 a las 12:03Actualizada El 06/10/2017 a las 13:31

Rafa Nadal y Grigor Dimitrov reeditarán las semifinales del Australian Open de este mismo año en el ATP 500 de Pekín, aunque ni mucho menos se puede decir que el camino desde entonces haya sido parejo entre ambos. El tenista manacorí, cómodamente instalado en el número uno y clasificado para las ATP Finals tendrá en frente a un tenista que no termina de dar el paso al frente que prometía.

Todo el mundo tiene en la memoria el increíble choque que vivieron Nadal y Dimitrov en Australia. Un partido entre dos jugadores renacidos con un nivel altísimo y que se decidió por mínimos detalles en el quinto set (6-3, 5-7, 7-6(5), 6-7(4) y 6-4), permitiendo al español llegar a su primer final de Grand Slam desde 2014. Ese torneo le permitió tener el espaldarazo necesario para cuajar una de sus mejores temporadas como tenista y plantarse en la cima del tenis mundial con dos nuevos torneos grandes que añadir a su ya extenso palmarés (Roland Garros y US Open).

Parecía que también podía serlo para Dimitrov, pero la irregularidad ha vuelto a penar al jugador búlgaro de 26 años, comparado con el maestro Roger Federer por la semejanza en el juego de revés a una mano. Pero este símil le ha acompañado a lo largo de su carrera y no siempre para bien. Tras el primer Grand Slam de la temporada, solamente ha dejado destellos en algunos torneos, como en el Masters 1.000 de Cincinnati, donde logró el primer título de esta categoría en su carrera.

Video - Australian Open 2017, Nadal vs Dimitrov: vídeo resumen del partido

02:47

Junto con el título en el torneo estadounidense, Dimitrov también ha resultado vencedor en Brisbane y Sofía, para un total de siete trofeos conquistados a lo largo de su vida deportiva. Pero en frente en esta ocasión tendrá al jugador más en forma del circuito. Un Rafa Nadal que cuenta sus pasos por cualquier tipo de pista o superficie, como una nueva demostración de que es uno de los mejores tenistas de todos los tiempos.

Ante el búlgaro su bagaje es más que favorable (8-1 a favor), sin embargo la única victoria de Dimitrov precisamente se dio en el mismo escenario en el que jugarán el sábado por un puesto en la final, el ATP 500 de Pekín. En 2016 se vieron las caras en cuartos de final, y el resultado fue muy claro para él (6-2 y 6-4). Pero aunque la pista sea la misma, el escenario se plantea completamente diferente para el número uno mundial, que hizo frente al cañonero estadounidense John Isner y su potente servicio para avanzar en el cuadro.

Hubo la posibilidad de que se enfrentara a Roberto Bautista en semifinales, pero Dimitrov se interpuso en la ilusión de que pudieran verse las caras los dos españoles, siguiendo adelante en un torneo que se le da especialmente bien, después de que en 2016 consiguiera plantarse en la final, donde perdió frente al exnúmero uno del mundo, Andy Murray. La empresa promete ante un Nadal que sigue haciendo números para acabar el año como número uno. De momento, ya ha conseguido mejorar los cuartos de final del curso pasado.

0
0