Kirsan Nikolayevich Iliumzhinov es presidente de la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE) desde 1995. Nacido en Elista, en la república soviética de Kalmikia, el 5 de abril de 1962, este ajedrecista, militar, político y multimillonario ruso, de religión budista, esconde en su biografía un episodio tan llamativo como impactante. Así lo cuenta el propio Iliumzhinov:
Sucedió el 17 de septiembre de 1997, recuerdo, en Moscú. Sucedió en mi apartamento. Había pasado parte de la tarde leyendo y después vi un rato la televisión antes de irme a dormir. Me había quedado dormido cuando sentí el balcón abierto. Me acerqué y había un gran tubo transparente. Me metí en el tubo y me sacaron. Me sacaron de mi apartamento y me llevaron en una nave espacial para ir a alguna estrella. Después de aquello les pedí: “Por favor, traerme de vuelta que mañana tengo que estar en Kalmykia para ir a Ucrania”. Ellos me dijeron “no hay problema Kirsan, estarás a tiempo”. Me llevaron en platillo volante y pasamos un día entero fuera de nuestro planeta.
Son personas como nosotros. Tiene una mente como nosotros. Hablé con ellos porque yo entiendo que no estamos solos en este mundo. Vestían trajes espaciales amarillos. Fuimos a su nave interplanetaria. Comencé a notar la falta de oxígeno y me dieron un traje espacial que tenían un dial a través del cual podías regular la entrada y salida de oxígeno. Ellos no mostraron ningún interés especial en mi. La nave era absolutamente enorme. Una de las estancias en la que estuve medía como un campo de fútbol. No había iluminación. Aterrizamos en uno de los planetas y recogimos unas piezas. Me explicaron para qué las necesitaban.
Ajedrez
Lo mejor del 'New in Chess Classic' que conquistó Magnus Carlsen
04/05/2021 A LAS 11:26
No soy un esquizofrénico. Solo estoy hablando de lo que vi. Mi equipo de seguridad estuvo buscándome toda la noche porque mi cuerpo desapareció mientras viajaba con ellos. Días después me preguntaba por qué me habían elegido a mi y me maldecía por no haber preguntado la razón de que fuese yo. Creo que aún no es el momento de encontrarnos con civilizaciones extraterrestres. Desde aquello siempre he tenido en mente organizar un torneo de ajedrez intergaláctico. No soy un loco. Después de aquella visita, cuando di mi primera entrevista a Radio Libertad, en Rusia, miles, no, cientos de miles de personas me escribieron cartas y me llamaron para apoyarme y agradecieron que no tuviese miedo a contar lo que me pasó, porque a ellos les había pasado lo mismo.
En Estados Unidos hay una estadística oficial que revela que la NASA tiene registrados más de cuatro mil casos de personas que se han puesto en contacto con ellos. Mi teoría es que el ajedrez llega del espacio. Porque el ajedrez es un juego cósmico. Las excavaciones de civilizaciones antiguas demuestran que se jugaba igual en todos sitios y entonces no había internet. ¿Cómo se propagó? Significa claramente que fue traído de otro lugar.
El ajedrez se dice que se inventó en la India, pero en excavaciones en Bulgaria se encontraron vestigios del mismo juego. En la tumba de Genghis Khan en Mongolia se descubrieron piezas de ajedrez. Y ha habido hallazgos en America Latina y en otras partes del mundo. Y en aquellos tiempos, por supuesto, era imposible viajar tan lejos. Pero las reglas del ajedrez fueron casi idénticos en todas partes. Es difícil imaginar que la gente en diferentes partes del mundo muchos miles de años atrás pensaron simultáneamente en un juego idéntico con las mismas reglas por casualidad.
Hay que darse cuenta de que no estamos en el universo solos. Tenemos que dejar de ser egoístas. Estamos rodeados de un montón de criaturas con inteligencia. Caballos, gatos, perros… Los animales también sienten el amor y el odio. Y no menciono a representantes de otra civilizaciones. Cuanto más rápido empecemos a sentirnos como parte de la inteligencia universal, las guerras y la destrucción de las otras criaturas se detendrá antes.
Ajedrez
Los mejores momentos del Magnus Invitational
23/03/2021 A LAS 14:36
Ajedrez
Magnus Carlsen y Gambito de Dama: "Me obsesionaba como ella"
16/03/2021 A LAS 16:23