Porque a tenor de las sensaciones mostradas por el atleta de 18 años, es el máximo favorito a vencer en las dos pruebas. En su serie del 1.500, se mantuvo líder de principio a fin y lejos de polémicas que por detrás acababan con la descalificación del belga Ismael Debjani y el abandono por lesión de Saúl Ordóñez, cuando marchaba por detrás de la locomotora imberbe, que devoraba los metros que tenía por delante impertérrito sin torcer lo más mismo el gesto ni perder el ritmo en sus piernas hasta cruzar la línea de meta en primera posición con el mejor tiempo de todos los participantes (3:42.00).
Era lo previsible, y más teniendo en cuenta, que sin la mayoría de edad cumplida, el curso pasado en Berlín se convertía en el ganador más joven de la historia de un europeo y triunfaba también en el 5.000 en un doblete que se escribía con letras de oro en el palmarés continental. Pero cuando el hermano menor de la saga Ingebrigtsen parece que lo ha enseñado todo, incluidos sus entrenamientos y vida tras la pista en un ‘reality’ televisivo que causa sensación en la televisión noruega, todavía es capaz de sorprendernos.
Europeos pista cubierta
📝Así se gestó un domingo de oro que hace creer en un futuro prometedor para el atletismo español
04/03/2019 A LAS 10:31
Apenas una hora y media después de correr en un tiempo nada desdeñable en el 1.500, se ponía nuevamente el mono de trabajo para situarse en la línea de salida de los 3.000, en un reto que parecía osado, pero que acabó dejando claro que es más posible que nunca. En esta ocasión, Ingebrigtsen se mantenía a la expectativa, dejando hacer en la cabeza de carrera a la dupla francesa formada por Bedrani y Gressier, que intentaban endurecer la prueba a sabiendas del cansancio que podía acumular las piernas del nórdico. Sin embargo, en ningún momento dio senación de que el reto pudiera con un prodigio que es capaz de poner en aprietos a los mejores especialistas africanos, y eso es mucho decir.
El resultado era el mismo, con Jakob cruzando la meta en primera posición, cogiendo la cabeza a mediados de prueba y batiendo el récord europeo sub-20 y su marca personal (7:51.20), y todo teniendo en cuenta el desgaste anterior, lo que deja buena muestra de la marca que puede tener en su piernas cuando se encuentre más descansado.
Nadie en la historia sabe lo que es ganar el 1.500 y el 3.000 en un mismo campeonato de Europa de pista cubierta, pero está claro que Ingebrigtsen tiene preparado unos reglones diferentes para un cuento, en el que ya ha escrito capítulos inexplorados hasta entonces para un atleta de su edad. El doblete en Berlín parece que solo ha sido el principio de un camino que podría seguir por la senda del éxito en Glasgow.
De conseguirlo pondría el broche de doble oro a una temporada de pista cubierta en la que se ha permitido el lujo de batir el récord mundial sub-20 de 1.500 (3:36.02), ha derrotado al flamante nuevo plusmarquista mundial, el etíope Samuel Tefera, en la reunión de Dusseldorf y ha dejado una impresión inmejorable en su desembarco en Escocia. Alicientes no le faltan para querer hacer algo grande, sobre todo teniendo en cuenta la descalificación en las series de su hermano Henrik, tras una más que discutida decisión de los jueces. Jakob está desatado y no parece que haya nadie capaz de pararlo.
Sábado 2 de marzo
20:47 Final 3.000
Domingo 3 de marzo
21:01 Final 1.500

[Sigue los Europeos de Glasgow en Eurosport y Eurosport Player]

Europeos pista cubierta
Europeos Glasgow 2019: Un ‘superdomingo’ de ilusión para creer más que nunca en España
04/03/2019 A LAS 07:14
Europeos pista cubierta
Europeos Glasgow 2019: España cierra su cosecha de medallas con una plata en el 4x400
03/03/2019 A LAS 20:41