Fernando Carro, plusmarquista español de 3 000 m obstáculos y subcampeón de Europa, cerró con el 11.º puesto y una marca de 8:12.31, la segunda mejor de siempre, su primera presencia en la final de unos Mundiales, que volvió a coronar al keniano Conseslus Kipruto con 8:01.35. Después de dos ediciones de los campeonatos sin presencia española en la final, Carro, por primera vez en tan avanzada fase, se proponía llegar a la última fase de la carrera con los mejores para "tener la oportunidad de soñar".
Sin la melena que lo caracteriza -"necesitaba sentirme más jovial", comentó-, Carro se había clasificado por primera vez para la final de unos campeonatos del mundo, después de dos intentos fallidos, gracias a su marca de 8:13.56 en primera ronda, que le permitió pasar por tiempos. Carro había llegado a Doha insólitamente instalado en el tercer puesto del ranking de participantes gracias a sus 8:05.69 de Mónaco, récord de España, en un año que define como "fabuloso". Había desvelado sus cartas: ir de menos a más, a mitad de grupo, y a partir del 600 seguir con los de cabeza. Quería colocarse a rebufo del marroquí Soufiane el Bakkali, el hombre con mejor marca entre los participantes (8:04.82).
Salió tirando los etíopes. Primero Chala Beyo y luego Getnet Wale, que cubrió el primer mil en 2:39.55. El español se esforzaba por no perder comba, pero le costaba cada vez más seguir a los africanos hasta que, a tres vueltas del final, con el cambio del tercer etíope, Lamecha Girma, se quedó cortado. Por delante ocho africanos y el estadounidense Hillary Bor iban a jugarse las medallas. En la última vuelta salió el marroquí Soufiane el Bakkali, que tomó la punta, pero en la curva le adelantaron Girma y Kipruto, que en el último suspiro, por una centésima, con un crono de 8:01.35, volvió a hacerse con la medalla de oro.
Mundial de atletismo
El despropósito de China en la final de relevos del Mundial de atletismo
07/10/2019 A LAS 10:28
Girma precedió en la meta a El Bakkali, que hubo de conformarse con el bronce, y Carro llegó undécimo con 8:12.31, la segunda mejor marca de su vida. Carro reveló antes de venir a Doha que su entrenador, Arturo Martín, le sugirió renunciar al Mundial para centrarse en los Juegos de Tokio 2020, Juegos para los que ya tiene plaza asegurada. Pero se planteó su visita a Catar como una oportunidad. Soñaba con obtener la segunda medalla española en 3.000 m obstáculos en un Mundial, trece años después del bronce alcanzado por el aragonés Eliseo Martín en París, pero todavía le falta un punto para poder batirse con los africanos.
Mundial de atletismo
Mundiales de atletismo 2019: Peleteiro, sexta, sigue progresando en triple salto
05/10/2019 A LAS 19:25