EFE

Final 100 metros lisos Río 2016: Bolt conquista su oro más sufrido

Final 100 metros lisos Río 2016: Bolt conquista su oro más sufrido

El 14/08/2016 a las 17:50Actualizado El 15/08/2016 a las 13:30

Usain Bolt ha ganado su tercera final consecutiva de los 100 metros en unos Juegos Olímpicos. En Río 2016 lo hizo con una marca de 9.81, la peor de sus tres oros, superando a Justin Gatlin (9.89) y el canadiense Andre de Grasse (9.91), en una carrera donde tuvo que esperar a los últimos metros para certificar su victoria.

Llegaba el jamaicano tras deslumbrar en la semifinal, con su mejor marca del año hasta ese momento, y dejando claro quién era el jefe de la velocidad mundial, sin embargo, la final no fue un paseo para Bolt. Después de la salida, se esperaba la aceleración del plusmarquista mundial, pero tardó en llegar, poniendo una emoción no vista en las dos victorias anteriores de Pekín y Londres. Gatlin aguantó y dio la impresión de que en esta ocasión podría ser la que consiguiera batir al caribeño.

Sin embargo, Bolt es mucho Bolt, y se deshizo al final del norteamericano, sin la necesidad de hacer la mejor marca mundial del año. Tercero llegó el canadiense Andre de Grasse, que ya fuera bronce en los Mundiales de Pekín 2015, por lo que suma una nueva medalla a su historial, batiendo su mejor registro personal con 9.91.

A sus 29 años, el astro jamaicano se convierte así en el primer velocista que consigue ganar en tres Juegos Olímpicos consecutivos los 100 metros, Pekín 2008, Londres 2012 y Río 2016, por lo que suma otro nuevo hito a su extensa carrera, que ya atesora los records mundiales de 100 (9.58), 200 (19.19) y 4x100 metros (36.84) con el cuarteto jamaicano.

No llegaba con la mejor marca de los participantes, y una lesión en el isquiotibial, puso en duda hasta el último momento el estado de forma de un Bolt, que desde las eliminatorias se encargó de demostrar que no iba a haber ningún atleta que pudiera superarle. En primera ronda se paseó para llegar primero con 10.07, y en la semifinal incrementó algo el ritmo para imponerse con 9.86, dejando una magnífica impresión.

Con el oro en 100, Bolt inicia su participación en los Juegos de Río de la mejor de la manera posible, y volverá a buscar un triplete con el 200 y 4x100 metros, que ya consiguiera en Pekín 2008 y Londres 2012, con el objetivo de igualar la marca de nueve oros de Carl Lewis, conseguidos entre las ediciones de Los Ángeles 1984 y Atlanta 1996.

El fenómeno jamaicano no pierde una final de un gran campeonato desde que, en los Mundiales de Daegu 2011, una salida nula le privara de consolidar un dominio que se extiende desde el año 2008. Un deportista de otra galaxia que siempre cumple en las grandes citas.

Como ya ocurriera el curso pasado, Bolt no ha necesitado superar la marca de Justin Gatlin para ganarle en la final. El estadounidense volvió a ser batido en una final olímpica que ya le viera ganar en Atenas 2004, cuando realmente se dio a conocer a ojos de los aficionados.

0
0