Un CLÁSICO siempre es especial, más aún si lo que hay en juego es un título. Real Madrid y Barcelona disputaron el pasado domingo la final de Copa del Rey en Granada, donde el conjunto de Saras Jasikevicius se impuso al de Pablo Laso. El árbitro del encuentro, Emilio Pérez Pizarro, añadió un ingrediente que hizo aún más especial el partido. Llevó un micrófono que permitió a los espectadores vivir el duelo desde dentro.
Los momentos de tensión de la final pudieron ser captados con sonidos como las discusiones y los avisos de Pérez Pizarro a Jasikevicius y Laso durante algún momento de la final: "Saras, no me grites, estate tranquilo""Pablo te digo lo mismo que a Saras".
Copa del Rey
Nikola Mirotic, MVP de la Copa del Rey
20/02/2022 A LAS 21:06
Se trata de un experimento que busca acercar al espectador al terreno de juego, en este caso a la cancha de baloncesto, donde cada sonido es captado por el micrófono implantado en el uniforme del colegiado. Un claro ejercicio de normalización de la labor de los árbitros que aporta gran valor a las retransmisiones.
Desde el sonido de las zapatillas pisando el parquet, hasta las discusiones de los entrenadores con el árbitro, esta tecnología ya se ha implantado en alguna ocasión durante partidos de la Liga Endesa, siendo esta la primera vez en un partido de Copa del Rey.
Copa del Rey
Real Madrid-Barcelona: Remontada y título culé con un estelar Mirotic (59-64)
20/02/2022 A LAS 19:36
Copa del Rey
Previa del Real Madrid-Barcelona (final): Un nuevo Clásico para coronar al campeón (18:30)
20/02/2022 A LAS 10:46