Conviene recordarlo: ningún equipo en la historia de la Euroliga con el formato de cuartos de final al mejor de cinco partidos ha remontado un 2-0 en contra. En las 26 eliminatorias anteriores con ese 2-0 inicial, el equipo que gozaba de esa ventaja nunca la dejó escapar, aunque alguna eliminatoria llegara al quinto partido.
Llegar al quinto en Estambul es ahora la compleja misión de los hombres de Pablo Laso. En el tercer partido se cumplió el guion y se obró una remontada similar a la que ya recordamos aquí contra el EFES en la serie de cuartos de 2015. Cuando todo estaba perdido en el último cuarto, la garra y el talento desataron la tormenta perfecta. Ahora hay que apelar de nuevo a la heroica y a que Walter Tavares esté recuperado a tiempo para el partido de este jueves 27 de abril (19:00).
Euroliga
Barça-Anadolu Efes: La tercera tendrá que esperar
30/05/2021 A LAS 21:02
En esta ‘Era Laso’ el Real Madrid sólo ha sido eliminado una vez en esta ronda de cuartos de final: en 2016 contra el poderoso Fenerbahce de Obradovic. En el primer curso del técnico, la temporada 2011/2012, los blancos no la alcanzaron al no superar la ronda del ya extinto ‘Top 16’. Pero un año antes, hay un precedente de remontada al que aferrarse, aunque lógicamente en otro contexto muy diferente al de 2021 en este choque ante el Anadolu EFES.

El único antecedente al que aferrarse

Un Real Madrid sin convicción se presentó en los cuartos de final ante el Valencia Basket entrenado por Svetislav Pesic. A los blancos les entrenaba Lele Molin tras la espantada de Ettore Messina y sin una plantilla potente para tutear a los grandes de la época, ese choque contra los ‘taronja’ era una vía de llegada posible a la Final Four que se jugaría en el Sant Jordi de Barcelona.
El equipo madridista ni tan siquiera jugaba en el Palacio de la Calle Goya, eran los fríos tiempos de la Caja Mágica con Nikola Mirotic como estrella incipiente, Ante Tomic como pívot titular y referencia en ataque o Pablo Prigioni a los mandos, con fichajes de americanos que no funcionaban como Clay Tucker o con Sergio Rodríguez recién llegado de la NBA y lejos del gran nivel que luego mostró con Pablo Laso.
Todo estaba en contra de llegar a esa Final Four: el Real ganó el primero (71-65), el Valencia fue muy superior en la Caja Mágica en el segundo (75-81) y recuperó el factor cancha para intentar dar el golpe en la Fuente de San Luis. De hecho, ganaron el tercero (75-66) y cuando todo parecía que se finiquitaría en el cuarto y el Madrid diría adiós sin ningún honor, tiraron de garra para ganar y forzar el cuarto (72-81) y ganar el quinto en casa (66-58) con un estelar Mirotic.
Ése es el único antecedente al que puede aferrarse ahora el Real Madrid, con la energía de Usman Garuba o los penúltimos bailes de Llull o Rudy para frenar a Micic y Larkin. Fue la última vez que los blancos remontaron un 2-1 en contra. Ganar dos partidos a este EFES parece una quimera, pero como dijo Pablo Laso tras la remontada del martes: “Tenemos que respetarnos a nosotros mismos”.
Aunque esta otra frase del técnico vitoriano no sea apropiada por malsonante pero sí para definir bien el actual contexto:
Venia en el coche pensando lo que os iba a decir si perdiamos y estabamos fuera. Y en ese momento he dicho coño Pablo! tu eres gilipollas, si vamos a ganar. Tambien sería gilipollas si pensara que la serie la vamos a ganar
.
Euroliga
🏀🔥 Micic frena al CSKA y el Efes espera en la final al Barça o Milán
28/05/2021 A LAS 18:01
Baloncesto
El Barcelona, a hacer historia con Pau y Mirotic en la Final Four (20:30)
28/05/2021 A LAS 15:22