España y el título europeo del peso mosca

España y el título europeo del peso mosca

El 11/02/2016 a las 09:54Actualizado El 11/02/2016 a las 09:55

De nuestro socio espabox.com

Julio González

Dentro de unos días, el vallecano Ángel Moreno tendrá la oportunidad de disputar el título continental del peso mosca. Moreno no es el aspirante oficial, la oportunidad le llega gracias a que el francés Thomas Masson campeón europeo se la concede como defensa voluntaria. Pero en esta ocasión Ángel Moreno tiene muchas opciones de adjudicarse el título, el vallecano es rápido, listo y se presenta en unas buenas condiciones físicas.

A lo largo de nuestra historia en este peso hubo muchos españoles que disputaron el título, pero solo tres se coronaron campeones.
El trotamundos Víctor Ferrand fue el primer campeón y el primer español en disputar el título, fue campeón al ser nombrado de oficio por la IBU. sin tener que combatir. Aunque luego ratificaría el título en la primera defensa contra el belga Nicolas Petit-Bique. Y de la misma forma que lo ganó, lo perdió, al ser desposeído por el organismo europeo al encontrarse en América y no defenderlo en el plazo establecido. Esto sucedía en 1927 siendo desposeído en 1928. Luego vendría una larga lista de aspirantes que no llegaron a conquistar el trono, a pesar de tener calidad para ello en algunos casos.

El primero de ellos, Mariano Arilla, mereció conquistar el título, pero los jueces dieron combate nulo privándole de llegar a ser campeón contra el francés Praxille Gyde, en combate celebrado en París. Este mismo rival francés derroto a Pedrito Ruiz, hermano de nuestro primer campeón de Europa Antonio. Estos dos combate sucedían en 1934, uno en enero y el otro en Julio.

Dos años después se volvería a producir otra oportunidad para un boxeador español. Fortunato Ortega disputaría en París el título al austriaco Ernst Weiss, con el que perdería por puntos, esfumándose una nueva oportunidad por el título. En plena Guerra Civil, el valenciano “Sangchilli” fracasó en el intento de conquistar el título, de forma poco clara es derrotado por descalificación ante el excampeón mundial Valentín Angelmann. La pelea fue igualada, y tanto el español como el francés cometieron irregularidades, sin embargo el árbitro fue demasiado exigente con “Sangchilli”.

Nada más terminar la Guerra Civil, y pasados dos años en plena Guerra Mundial, Fortunato Ortega tenía una nueva oportunidad, el combate se celebró en Roma con una gran presión política por medio. A este combate asistieron el embajador Español y el Ministro del Movimiento en representación de nuestro país. Ortega se enfrentó a Enrico Urbaneti. El italiano impuso su técnica al coraje del español, que abandonó en 13 asaltos. Luego pasarían muchos años hasta que otro español tuviera opción al título.

Nada menos que once tuvieron que pasar para que Young Martín “El ídolo de Cuatro Caminos” tuviera la primera oportunidad. La primera se produjo el 13 de junio de 1953, en la Plaza de Toros de Las Ventas, repleta de público. Martín domino el combate desde el principio y ganó todos los asaltos al francés Louis Skena, pero llegado el decimocuarto asalto una contra del francés noqueó al madrileño para disgusto de los aficionados madrileños que llenaron la Plaza de Toros. Más de dos años tuvieron que pasar para que Martín tuviera otra oportunidad y hasta Inglaterra tuvo que viajar para arrebatar el título al galés Dai Dowe. El triunfo de Martín fue espectacular, durante el combate derribó en diez ocasiones al británico antes de vencerle por K.O. en el decimosegundo asalto.
Durante los siguientes cinco años Young Martín fue el dueño y señor de la división europea, defendiendo el título con éxito ante el aspirante oficial el francés Guy Schatt y los italianos Aristide Pozzali, y Robert Pollazon. Fue derrotado de forma injusta en septiembre de 1959 en Helsinki, ante Risto Luukkonnen.

Con la desaparición de Young Martín en las siguientes décadas una lista interminable de españoles disputaron el título sin llegar a conquistarlo. El primero, el gran Ben Ali, que se tropezó contra el excampeón mundial Salvatore Burruni y perdió por puntos en San Vicente (Italia) en 1962. Cuatro años después el pequeño de los Bisbal, Dionisio, no pudo pasar del segundo asalto ante el francés Renè Libeer. En la década de los 70 comienza el madrileño Andrés Romero “Romerito” que tuvo dos oportunidades, la primera contra el italiano Fernando Atzori y la segunda contra el suizo Fritz Chervet. Contra este suizo tropezó el maravilloso Marianin García en 1972. Luego el boxeo español se tropezó contra la bestia negra de nuestros boxeadores en los años setenta. El italiano Franco Udella, que uno tras otro, fue eliminando a todos los que se atrevieron a desafiarlo. El primero fue Pedro Molledo, le sigue José Cantero, Marianin García y Manuel Carrasco, que primero fue contra Udella y después contra el inglés Charlie Magri, con el que tuvo dos oportunidades el asturiano Rodríguez Cal, y en ninguna de las dos pudo pasar del segundo asalto.

Ya en la década de los ochenta Marianín García repetía por tercera vez, tenía 37 años cuando le ofrecieron la oportunidad de coronarse campeón, el título se encontraba vacante, y el otro aspirante el francés de origen español Antoine Montero. Marianín no pasó del noveno asalto al perder por inferioridad. Cierran la década Lorenzo Martínez Pacheco y Agapito Gómez. Pacheco perdió por puntos sin efectuar un gran combate y Agapito fue noqueado por el inglés Duke McKenzie en dos asaltos.

La década de los noventa la inaugura José Antonio López Bueno, que curiosamente es el español que más veces disputo el título sin conseguirlo, en cuatro ocasiones disputó la corona y en las cuatro fue derrotado, tres por puntos y la cuarta antes del límite. La primera fue contra el irlandés Damaen Kelly, la segunda ante el ruso Alexander Mahmutov y las dos siguientes contra el francés Brahim Asloum, campeón Olímpico en Atlanta (USA), donde ganó el oro al vencer al español Rafael Lozano en la final.

Curiosamente la primera oportunidad del gallego Iván Pozo fue contra el francés Asloum, en combate celebrado en la localidad francesa de Levallois. Pozo fue declarado perdedor por puntos por los tres jueces, pero diremos que en justicia el gallego mereció mejor suerte. Luego Iván Pozo se convertiría en el tercer campeón continental que ha dado este peso. Ganó el título en Vigo el 8 de julio de 2005, derrotado por puntos al italiano Andrea Sarritzu. Esa noche el Palacio de As Traviesas de Vigo se llenó para presenciar el triunfo del primer gallego que conquistó un título europeo. Una vez campeón, defiende el título primero contra el campeón nacional Lahcene Zemmouri, derrotándole en tres espectaculares asaltos. La segunda en un solo asalto se deshace del aspirante Robert Isaszegi, un combate deslucido al no presentar batalla el aspirante. La tercera seria contra Andrea Sarritzu, el enorme calor y el desfallecimiento de Pozo hizo que en el último asalto fuera derrotado por K.O.T.

Pozo-Ivan

Pozo-Ivanespabox

En el intervalo de tiempo que Pozo pierde el título, es Zemmouri que disputa el título a Andrea Sarritzu, perdiendo por K.O.T. en siete asaltos.
Sarritzu, abandona el título para disputar el mundial e Iván Pozo es nombrado aspirante junto con el francés Christophe Rodrigues. Pozo se corona por cuarta vez campeón al vencer por decisión técnica. Pozo abandonaría el título por problemas de peso y será hasta el momento la última pelea que un español disputó con el título del peso mosca en juego.

Ahora llega el turno de Ángel Moreno, al cual le deseamos todo la suerte del mundo en este paso tan importante en su carrera.

0
0