Getty Images

Alberto Contador y por qué el principal ciclista español nunca corrió en el principal equipo español

Alberto Contador y por qué el principal ciclista español nunca corrió en el principal equipo español

El 12/09/2017 a las 10:02Actualizada El 12/09/2017 a las 10:11

Con Alberto Contador ya retirado, una de las grandes preguntas que se plantean echando la vista atrás en su carrera es por qué el principal ciclista español nunca corrió en el equipo más importante de nuestro país. Apenas un día después de que el pinteño dijera adiós al ciclismo profesional, el director del Movistar Team, Eusebio Unzué, confirmó que esa firma nunca se produjo sólo por unos días.

Alberto Contador pasó a profesionales con el equipo ONCE-Eroski, la escuadra dirigida entonces por Manolo Sáiz y bautizada después con otro patrocinio como Liberty Seguros. Corría el año 2003 cuando el madrileño comenzó a disputar sus primeras carreras importantes del calendario y aunque ya se le intuía una enorme clase y un abrumador potencial, pocos imaginaban que muy poco después ganaría un Tour de Francia para acabar convirtiéndose en uno de los mejores vueltómanos de todos los tiempos. Incluso pocos imaginaban que volvería a competir al más alto nivel tras su dramática imagen desvaneciéndose en plena Vuelta a Asturias por culpa de un cavernoma cerebral. Como él mismo siempre asegura, superar esa enfermedad fue su victoria más importante.

Regresó a la carretera con esta misma formación y a decir verdad Contador siguió corriendo en un equipo español, aunque cambiara nuevamente de patrocinio e incluso de nacionalidad en su licencia oficial ante la UCI. Conviene explicarse un poco mejor: En el equipo Astana ganó su Tour de Francia de 2009 y sus Giro de Italia y Vuelta a España de 2008, pero antes de esta denominación y a grandes rasgos, esta escuadra fue posible por la fusión de la estructura que dejó Manolo Sáiz y su patrocinador Würth con la inversión económica que Kazajistán hizo en el ciclismo.

Marc Soler y Alejandro Valverde (Movistar) junto a Alberto Contador (Trek)

Marc Soler y Alejandro Valverde (Movistar) junto a Alberto Contador (Trek)EFE

En cualquier caso, Alberto Contador corrió bajo los colores del Discovery Channel en 2007, una estructura deportiva legada de los equipos de Lance Armstrong y Johan Bruynnel y al que las fusiones entre equipos –algo muy habitual en el ciclismo al más alto nivel- acabaron convirtiendo en el equipo Astana en el que Alberto estuvo hasta el año 2010. De hecho, y también para tratar de aclarar un poco mejor esta situación, tras sus desavenencias con el propio Armstrong y Bruyneel tras el Tour de Francia de 2009, el norteamericano y el director belga crearon su propia formación: el RadioShack y que casualidades y fusiones años después se acabó convirtiendo en la estructura del Trek-Segafredo, último equipo de Contador.

Antes de la oferta Movistar, fichó por Bjarne Riis

Antes de conocerse su positivo en el Tour de Francia de 2010 por clembuterol, Alberto Contador ya había firmado por el equipo Saxo Bank que dirigía Bjarne Riis. Realmente fue en ese período cuando no acabó de producirse su fichaje por el Movistar Team ese mismo año y tras la ronda gala que ganó Alberto pero de la que finalmente fue desposeído por dopaje. El madrileño quería abandonar el Astana, aunque los kazajos le plantearon una gran oferta económica para seguir con ellos. Decidió pues irse con el director danés que antes había tenido a sus órdenes a los hermanos Andy y Frank Schleck, Fabian Cancellara o había ganado el Tour de 2008 con el español Carlos Sastre.

Contador Riis press conference rueda de prensa

Contador Riis press conference rueda de prensaEFE

Ésa fue la decisión de Alberto, aunque todo cambió en aquel septiembre de 2010 cuando se anunció ese positivo. El fichaje por Movistar ya estaba frustrado, incluso antes de que la compañía telefónica desembarcara en el ciclismo con un ambicioso patrocinio.

"Quisimos los dos, tanto Alberto como yo, pero los tiempos no jugaron a favor de él. Fue casualmente con la llegada y la confirmación del patrocinio de Telefónica en agosto de 2010 para el año 2011. Teníamos el visto bueno por ambas partes, pero no teníamos la confirmación de Telefónica. Entonces a Alberto le pusieron una fecha para confirmar su continuidad en el equipo en el que estaba e hizo que se comprometiera", relató Unzué en un acto celebrado en la sede de Telefónica un día después de la conclusión de La Vuelta 2017.

Y el mismo dirigente del equipo, relató que con posterioridad ya tenía un liderazgo garantizado con Valverde y Nairo Quintana: "Después no fue posible porque con Alejandro Valverde y Nairo Quintana no hubo una necesidad tan grande, pero nos hubiera encantado. Estuvimos muy cerca y solo fue cuestión de quince días", confesó.

Esos quince días en los que no se fraguó su fichaje al margen, lo cierto es que al final la jugada no le salió del todo mal a Movistar, ya que se ahorró ser el equipo de Alberto Contador durante toda su defensa ante el Tribunal de Arbitraje deportivo y su posterior sanción. Durante ese año y medio en el que ciclista incluso llegó a competir cuando la Federación Española le autorizó cautelarmente a comienzos de 2011, ganó con autoridad el Giro de Italia ese año y una etapa en la Volta a Catalunya. Resultados que no computan en su palmarés cuando se hizo efectiva la sanción de dos años, y que le permitió regresar en el Eneco Tour de 2012, semanas antes de La Vuelta que acabó ganando gracias a su memorable ataque en la cima cántabra de Fuente Dé.

La foto que falta en los Campos Elíseos

El Movistar Team, la estructura que existe en el ciclismo profesional desde los ochenta y que ha ganado el Tour de Francia con Pedro Delgado, Miguel Indurain u Óscar Pereiro, no pudo aumentar este reinado en París con Alberto Contador. Hubiera sido romántico que antes o después de tener su patrocinio actual o tras la forzosa desaparición de la ONCE por, entre otras cuestiones, el escándalo de dopaje de la ‘Operación Puerto’, Alberto Contador Velasco hubiera corrido en el principal equipo español. La estructura de Unzué (denominada oficialmente Abarca Sports) también requirió de un líder para grandes vueltas mientras duró la sanción a Alejandro Valverde y en ese período de vacío hasta la irrupción de Nairo Quintana.

De cara a 2018 y con esa nostalgia de no haber tenido nunca a Alberto Contador, han enmendado esta especie de error del pasado fichando a Mikel Landa Meana y teniendo ya en sus filas a Marc Soler, el ciclista catalán que ya ha ganado el Tour del Porvenir, que ha estado muy combativo en la última Vuelta a España y que incluso fue el único de aguantar los ataques de Contador camino de su victoria en L’Angliru. Esa imagen de legado generacional, es lo único cierto entre esta historia de ciclismo ficción. De que algo que nunca fue pero que pudo haber sido muy grande.

Video - La Vuelta 2017: El ataque de Alberto Contador para marcharse en solitario en L'Angliru

00:24

Video - Mikel Landa, el hombre que ilusiona al ciclismo español

01:23
0
0