Mathieu Van der Poel llegó al aeropuerto de Sydney tras adelantar su plan de viaje inicial, ya que tras ganar el sábado 17 el Gran Premio de Valonia, quería participar el día después en la carrera belga Primus Classic. Finalmente no disputó esta última competición y embarcó a Australia junto a Roxanne, su novia.
En los viajes de las selecciones hacia unos Mundiales, es habitual que los ciclistas de categoría elite masculina acudan por su cuenta al hotel de concentración en la fecha en que les cite su federación. Así fue el caso con Van der Poel, quien como otros corredores de Países Bajos tuvo que costearse de su bolsillo parte del billete de avión y decidió volar en clase business, gastándose 20.000 euros en el pasaje, según apunta esta información.
Tour de Francia
Tom Pidcock y una frase que puede inspirar a otros jóvenes: "Si no gano el Tour no me iré a llorar"
08/11/2022 A LAS 10:28

Pidió dormir con su novia en otra planta

Tal y como se apunta en esta reconstrucción de los hechos, Van der Poel pidió a seleccionador, Koos Moherenhout, no dormir con el compañero de equipo asignado, alegando que tenía un catarro y que no quería contagiar a sus compañeros. También pidió poder dormir junto a su pareja, algo que también es habitual en el ciclismo actual con las grandes estrellas.
Por tanto, Van der Poel durmió en la víspera de la prueba élite en la novena planta del hotel y no en la cuarta, donde estaban descansando el resto de sus compañeros. De hecho, algunos ni se enteraron de lo que había pasado con él hasta después de la carrera, como apuntó Dylan Van Baarle en meta. Otros llegaron a manifestar cuando les preguntaron por el suceso que habían dormido “sin ningún problema y sin enterarse de nada”.
https://i.eurosport.com/2022/04/01/3348126.jpg

La agresión y la resolución del arresto

En este encaje de piezas, se cuenta que pasadas las diez y media hora local y una vez que Van der Poel salió al pasillo para reprender a las dos menores que estaban tocando a su puerta y una vez cometida la agresión por la que finalmente ha sido condenado, fue a contarle lo sucedido a su seleccionador.
Entonces, se tomó la decisión de que fuera a dependencias policiales acompañado de su manager del equipo Alpecin, Christoph Roodhooft, y no por el jefe de expedición de su selección, Jan Van Veen. Este último es quien debería haberle acompañado y arropado, según se denuncia en esta información de Wielerflits.

No se comunicó nada

La gestión posterior al regreso de Van der Poel al hotel tras haber sido arrestado, es la que más interrogantes plantea. No se dijo nada a los corredores durante la madrugada, ya que obviamente estaban durmiendo ante la carrera más importante del año y tampoco tenía sentido alarmarles en el desayuno ni enrarecer el ambiente con esto para no entorpecer el desarrollo de la carrera.
Van der Poel tomó la salida y se retiró a los 30 kilómetros. “Estaba roto física y mentalmente”, confesó el mismo domingo su manager en el Alpecin-Deceuninck. El abogado que está llevando su caso, también declaró posteriormente ante el juez que en todo momento mostró su arrepentimiento y que se derrumbó emocionalmente junto a su novia Roxanne tras haber cometido ese error con las dos niñas y haberlo resuelto con violencia y malos modos.

Más dudas con la Federación

Este caso de Van der Poel se ha convertido en casi un asunto de estado en el deporte neerlandés, ya que su ciclista más famoso y mediático ha acabado condenado por una agresión a dos menores, con todas sus consecuencias jurídicas y reputacionales.
Pero en esta información ya dejan entrever que la KNWU no gestionó de la mejor forma la presencia de toda la selección en los Mundiales. Primero ciclistas en edad júnior menores de edad estuvieron facturando solas sus bicicletas y equipajes, sin supervisión de ningún adulto de la federación.
Luego, el hotel seleccionado por Países Bajos estaba lejísimos del circuito de Wollongong, a una hora y media en coche. Se trataba de un hotel cercano al aeropuerto de Sydney y para nada cerca de la zona de competición. Se había reservado con casi un año de antelación y algunas ciclistas elite femeninas ya mostraron alguna crítica al respecto.

La serie de catastróficas desdichas de Holanda

Antes del asunto Van der Poel, Países Bajos vio cómo en la prueba de relevos mixta Annemiek Van Vleuten sufrió una durísima caída nada más empezar a causa de, aparentemente, un fallo mecánico en su bicicleta. En plena carrera Bauke Mollema sufrió un problema similar que le dejó fuera de juego y posteriormente llegó a ser atacado por una gaviota.
Al menos Van Vleuten, pese a su fractura de codo como se anunció oficialmente, ganó la prueba élite femenina el sábado. Pero nadie hubiera esperado que Van der Poel tirara así por la borda sus opciones de ser campeón del mundo y su prestigio como ciclista al resolver por la vía de la violencia ese altercado en el hotel.

Aparatosa caída de Van Vleuten nada más tomar la salida, con terrible golpe en la cabeza

Aquí también entra en juego la propia ética de Van der Poel. Es decir, preferir dormir con su pareja a hacerlo con un compañero de selección, como es tradición en este deporte. El ir por su cuenta en este sentido y ese trato preferencial por ser una estrella, jugaron claramente en su contra. Sus compañeros de selección, ni se enteraron y compitieron con normalidad.

Resumen Mundial femenino: Van Vleuten consigue el arcoíris y lo nunca visto; Mavi García fue 25ª

Ciclismo
🚨🚴 OFICIAL | Sonny Colbrelli se retira del ciclismo profesional: "Renuncio al sueño de mi vida"
30/10/2022 A LAS 11:44
Ciclismo
Oficial | Sonny Colbrelli se retira del ciclismo profesional: "Renuncio al sueño de mi vida"
29/10/2022 A LAS 11:59