La violencia le presionó fuera del ciclismo a los 30 años, cuando unos ladrones asesinaron a su padre en una Colombia rota por las guerras internas. Pero el país ha tenido tiempo para sanar y Óscar Vargas para aprender un nuevo trabajo: director deportivo: Se sacó este título en España antes de volver a Colombia para integrar el Manzana Postobon. Nos contó sus proyectos en las carreteras malayas del Tour de Langkawi, donde sus jóvenes talentos disfrutaban de la oportunidad de correr a nivel internacional tras subir de categoría al Profesional Continental para la temporada 2017. Pronto llegaran al World Tour, con la Volta a Catalunya, y todavía suenan con la oportunidad de correr la Vuelta a España a final del año.
¿Qué intentan construir con el Manzana Postobon?
Mi papel es participar al crecimiento del equipo para que llegue a ser el mejor equipo de Colombia afuera de nuestras fronteras. Queremos estar en una de las tres grandes como lo estuvo Postobon en mi época de corredor, en los años ochenta y que las nuevas figuras salgan de nuestro equipo. De hecho tenemos una muy buena cantera. Lo que pretendemos es que cumplan sus sueños y nosotros también.
Giro de Italia
Igor Galdeano presenta su libro 'Pedaleando hacia el éxito': "Es un aprendizaje para líderes"
HACE UNA HORA
¿Cómo encuentran estos talentos?
Primero tenemos una formación pre-juvenil. Si ya tienes el número 1 y el número 2 de la categoría en Colombia, no vas a ir a buscar el número 20. Pero puede ser que el 20 no ha tenido oportunidades en la vida y puede ser mejor que los que estás viendo ahora. Sí, sí, claro, puede haber este margen de error. Y también nos recomiendan ciclistas de clubes. Entonces hacemos test a corredores juveniles y les hacemos seguimiento. Cuando ven que este equipo ya viene a Europa, que hay corredores que empezaron muy jóvenes y ya dan el salto a Europa, muchos jóvenes se ilusionan con hacer parte del proyecto Manzana-Postobon.
También vemos colombianos firmar muy jóvenes con equipos europeos, como Fernando Gaviria (Quick - Step Floors) o Egan Bernal (Androni Giocattoli). ¿Existe el riesgo que nuevos talentos se ilusionen con dar el gran salto sin pasar por las filas de canteras como el Manzana Postobon?
Si pueden, van directamente a Europa. Mucha gente me consulta a mí por corredores jóvenes, y yo si lo tengo muy claro porque vine muy joven a un equipo europeo (Kelme, en 1985, a sus 21 años). Entonces les digo: 'A ver. No tenéis que venir con nosotros, lógicamente, pero tengan muy en cuenta donde van a dar el salto, que no les engañen, que no se aprovechen de usted, de su necesidad y sus sueños.'
[ENTREVISTA a Egan Bernal, el nuevo gran talento colombiano]
¿Que estos equipos firmen talentos tan jóvenes, qué dice de la manera de cuidar el potencial colombiano fuera del país?
El ciclismo colombiano tiene una gran posibilidad por la cantidad de corredores y de encontrar figuras. Vas a una Vuelta a Colombia juvenil o pre-juvenil y en la federación hay que hacer zonales por regiones porque se inscriben 500 corredores fácilmente y no pueden correr todos. Con la cantidad de corredores por todo el país, encuentras de todo: escaladores, biotipos para contrarreloj, esprínters… Los equipos europeos tienen ojeadores que van mirando los corredores talentosos. La clasificación UCI les da razón, y con corredores muy jóvenes como Miguel Ángel López, Quintana, Chaves, Gaviria… Son corredores con futuro todavía inmenso y vienen más corredores muy buenos por detrás en Colombia.
¿Cómo se explica que todos estos corredores llegan ahora después de años en los que el ciclismo colombiano desapreció a nivel mundial?
Hay temas espinosos, de fondo. ¿De qué hablamos? Hablamos de la época de los años 90 al 2005, que fueron 15 años con escándalos de dopaje implicando muchas figuras. No es el mismo que ahora. Se descubrió que los corredores colombianos eran talentosos porque al vivir en altura tenían un hematocrito alto, naturalmente. Entonces ya en Europa quisieron hacerlo de manera prohibida. Tú encontrabas rodadores ganando en Covadonga, esprínters ganando donde ganaban los escaladores… Pero, a ver, esto ¿por qué?
¿Y ya no existe este problema?
Pienso que ahora con los controles más rigurosos habrá algo por ahí pero vemos que ya el hematocrito se controla, que no se puede hacer artificial, que si vives en altura lo tienes que demostrar porque tienes 49, porque tienes 50… y otras cosas. Fueron años en el que el ciclismo colombiano fue un poco opacado, pienso yo, por situaciones anormales. Quizás me estoy equivocando también…
Boucles de la Mayenne
Final 1ª etapa: Jason Tesson vence la volata y Aramburu sólo puede ser séptimo
HACE UNA HORA
Tour of Norway
Resumen 3ª etapa: Evenepoel se lleva la victoria y recupera el liderato
HACE 13 HORAS