Firmar al nivel Pro Continental a los 18 años, sin tener ninguna experiencia en la ruta, es algo que ha quedado demostrado que sí se puede hacer. Pero sólo está al alcance de un crack como Egan Bernal. El joven escalador colombiano, quien ganó dos medallas en mundiales junior de mountain bike, convenció al Androni Giocattolli para firmarle un contrato de cuatro años para explotar todo el potencial que reveló en pruebas de esfuerzo realizadas con el antiguo campeón italiano, Michele Bartoli. De hecho, dicen que tiene capacidades superiores a las de Froome o Valverde…
El año pasado ya deslumbró con sus capacidades frente a unos de los mejores escaladores del pelotón, atacando a Mikel Landa en el Giro del Trentino, por ejemplo. Además de piernas, Bernal parece tener paciencia y cabeza, como lo demostró en el reciente Tour de Langkawi. Y poco a poco se va convenciendo que puede convertirse en una gran figura del ciclismo, peleando para ganar grandes vueltas y clásicas como Lombardía.
Ciclismo
Sagan hace oficial que no seguirá en BORA-hansgrohe
HACE 6 HORAS

¿Cómo llego al ciclismo?

Mi papá intentó ser profesional pero no pudo. Dice que no era muy bueno y que tenía que trabajar, hacer otras cosas. Entonces se retiró joven. Pero siguió montando en bicicleta. Me llevaba a un pueblo cercano, que son 4 kilómetros, todo por carril bici, íbamos y volvíamos. Luego hubo una carrera, cuando ya tenía 8 años. Pero sin casco no me dejaban entrar y mi papá me dijo: "No, no, no tengo plata, no lo voy a pagar." Pero era porque a él ciclismo no lo trató muy bien. Entonces un amigo de mi papá le dijo: "Yo lo pago". Un amigo me presto el casco, que me quedaba grande. Ahí hice mi primera carrera y gané. El premio era un año en una escuela de ciclismo y un uniforme. Así empecé y luego mi papa me decía: "Mi sueño es que corra con los Armstrong, los Contador…".

¿Quién le dio la oportunidad de pasar del mountain bike a la ruta?

Fue un contacto por medio de Andrea Bianco, que era seleccionador nacional de Colombia, y Paolo Alberati, que era mi manager. Después del Mundial, me quede haciendo unas pruebas de esfuerzo en Sicilia. Salió muy bien. También tenía que hacer cuatro carreras, tres de mountain bike, una de ruta, y las cuatro las gané. Llevaba buen ritmo en el mundial, estaba andando muy bien. Antes de la carrera de ruta, el Tour de Flandes, hablaron con Gianni Savio (el manager del Androni Giocattolli, autentico criadero de talentos). Dijo: "Esperamos a ver como le va la carrera de ruta y miramos". Y como la gané, esta noche ya cerramos un trato, dijimos que iba a firmar contrato con ellos.
"Correr contra Nibali, Chaves… era algo que veía imposible"

¿Cómo Gianni Savio le convenció para firmar 4 años?

Porque era mi primer contrato. Yo tenía pensado irme a un equipo sub23 pero no me ofrecían mucho, nada prácticamente, simplemente poder estar en Europa y progresar en un equipo corriendo carreras sub23. Y llega la oportunidad de ser en un equipo Pro Continental, que probablemente corría el Giro, que me ofrecía salario… Me he ahorrado una etapa. De hecho yo pensé que Gianni Savio se estaba arriesgando conmigo. Este señor me está firmando a mí un contrato de 4 años y yo no soy nadie en la ruta. Nunca he corrido en la ruta, y voy a correr contra Nibali, Chaves, todas estas personas que yo veo en televisión. Lo veía imposible, pensaba que no iba a terminar ninguna carrera.

¿Qué fue lo más difícil al llegar a Europa en tu primer año profesional?

Fueron muchas cosas. Yo cambie de categoría junior a elite, cambie de mountain bike a la ruta, cambie América a Europa… Estaba viviendo con la familia, y pasé a estar viviendo completamente solo en un hotel. Fue un año muy difícil para mí. Hubo momentos que me decía, ¿que hago acá? Entrenando en este frío, -5°C, -6°C, 5 horas… Yo siempre hacia lo que Michele (Bartoli) me decía. Pero yo me decía: "No sé si voy a progresar tanto acá". Mi primera carrera fue la Méditerranée en Francia donde hace mucho mucho mucho frío. Fueron tantas cosas, no puedo decir una, lo más difícil fue todo esto. Y luego al final ya fue pasando el frío, en la Méditerranée hice un top 10… Entonces ya me fui tranquilizando un poco.
Me gusta la forma de correr de Froome

¿Cuál es tu ambición final?

Yo quiero ser alguien muy bueno. No podría decir en este momento: "ganar un Giro, ganar un Tour o una Vuelta", porque no sé si voy a llegar a este nivel. Pero quiero ser lo mejor que pueda ser yo mismo, explotar mi cuerpo al máximo y si en un momento tengo que hacer de gregario, quiero ser el mejor gregario. Si voy a ser el que va por los bidones, quiero ser de los mejores que van a por los bidones, si voy a ser escalador, el mejor escalador. Simplemente quiero ser la mejor versión de mí mismo.
EGAN BERNAL CONQUISTA EL TOUR CON 22 AÑOS: ¿MARCARÁ UNA ÉPOCA EN EL CICLISMO?

¿Qué te dice Michele Bartoli sobre tus capacidades y dónde puedes llegar en el ciclismo?

Michele me da mucha tranquilidad. Me dice que yo puedo ser muy bueno, que solamente necesito entrenar y estar tranquilo porque los resultados van a llegar. Y sinceramente, que una persona como él me siga, es un orgullo para mí. El hecho de ganar Lombardía, que es un sueño mío, que lo hizo Chaves y todo el mundo se quedó muy impresionado, pues Michele lo ha hecho varias veces. Entonces, entrenar con Michele me da mucha tranquilidad.

¿Tiene un ídolo, un campeón que quiere imitar?

Me gusta la forma de correr de muchos corredores. Pero imitar… es que yo creo que el que imita no puede. Pero me gusta la forma de correr de Froome. Es muy difícil. Tiene que tener mucha cabeza al estar ahí. Me gusta la forma de correr de Contador, que ataca y ataca y ataca como el corazón le dice. O la forma de Nibali que ataca hasta bajando, en la Milano – San Remo o en tantas carreras… Estábamos en el Tour de San Juan, era una etapa plana, y faltando un kilómetro atacó. Se supone que es un escalador y ataca en el llano. Me gusta esta forma de correr. O Nairo, o Rigo, o Chaves… No sé. Es que, cada persona tiene su forma y para mi es bonito hasta verlos correr cuando estoy compitiendo con ellos. Me gusta analizar y ver como se paran, como se sientan, pero yo creo que imitar, no, no me gusta.
Juegos Olímpicos Tokio 2020
¡No dejó de pedalear y tuvieron que pararle! La viral imagen de Roglic entrando en meta
HACE 7 HORAS
Ciclismo
Vingegaard renueva con Jumbo-Visma por tres temporadas
HACE 7 HORAS