EFE

Tour de Francia 2017: Arranca otra carrera con Aru líder, Bardet confiado y Froome más humano

Tour de Francia 2017: Arranca otra carrera con Aru líder, Bardet confiado y Froome más humano

El 13/07/2017 a las 21:35Actualizada El 13/07/2017 a las 22:50

El Tour de Francia 2017 cambió radicalmente con la victoria de Romain Bardet y con Fabio Aru arrebatando el maillot amarillo a Chris Froome. Todavía restan nueve etapas, incluyendo el paseo triunfal en París. Pero por primera vez desde que existe la era Sky en la carrera francesa, se están dando las circunstancias para que haya un campeón diferente. Incluso un campeón francés 32 años después.

Fabio Aru sonreía ampliamente estrenando su maillot amarillo. Sabe que esos seis segundos sobre Chris Froome son muy escasos y también es plenamente consciente de que Romain Bardet no tiene nada que perder y que va a intentarlo todo por paliar de una vez la sequía francesa que dura más de tres décadas. De hecho, el ganador en Peyragudes selló su victoria con un nuevo discurso: “Ahora mi objetivo es ir a por la general”. Y por primera vez para él es un objetivo real. Como también lo es para el nuevo líder de la carrera.

Las malas piernas de Chris Froome en esos metros finales son una llamada a la esperanza para estos dos ciclistas. A este Tour de Francia 2017 le queda una etapa corta y explosiva por tres puertos pirenaicos este viernes, una jornada de descanso y seis jornadas finales de las cuales tres son etapas colosales en Alpes y la última antes del paseo por París una contrarreloj de 22 kilómetros, corta pero sin ser cien por cien llana, donde el vigente campeón puede revalidar su título o donde Fabio Aru o Romain Bardet deberán defender una hipotética renta.

¿Pueden ganar Fabio Aru o Romain Bardet el Tour de Francia 2017?

Encuesta
253 Votos
Sí, Aru es ahora el gran favorito
Bardet es el más valiente para atacar
No, Froome será el más fuerte en Alpes
Ojo con las opciones de Rigo Urán

¿Está Froome menos fuerte que otros años? Aparentemente, sí. Porque en las ediciones de 2013, 2015 y 2016 ya tenía la carrera controlada y sentenciada a estas alturas de Tour de Francia. Siempre que se vistió de amarillo jamás lo soltó hasta hacerse la foto en el podio junto al Arco del Triunfo. Y salvo el final en Alpe D’Huez de 2015 cuando Nairo Quintana le atacó realmente, en ningún otro momento desde que domina esta carrera se le había visto pasar un día malo. Aunque más que mal día, sólo fueron 600 metros donde fue incapaz de mostrar la explosividad de todos los ciclistas que le batieron claramente en meta.

Video - La tremenda garra de Romain Bardet al esprint y otros grandes momentos de la duodécima etapa

03:03

El británico reconoció que le faltaron piernas y felicitó a sus rivales. E igual de elegante fue con sus compañeros, que trabajaron a destajo para él imponiendo un ritmo infernal durante toda la etapa. Como tampoco tuvo ninguna palabra en público reprochando nada a Mikel Landa por, tal vez, imponer un ritmo demasiado exigente en los kilómetros finales y por no esperarle para tratar de minimizar pérdidas cerrando el hueco.

Video - Tour de Francia 2017: Nicolas Portal, director deportivo del Sky, abronca a Mikel Landa

00:25

¿Qué puede pasar a partir de ahora?

Que Fabio Aru o Romain Bardet se quiten esa careta miedo y respeto extremo y que les hace no atacar al Sky desde lejos. O que ambos aprovechen, como Nairo Quintana en la pasada vuelta, un gran y muy lejano movimiento táctico capaz de reventar a todo el Sky. Ese papel de jueces lo deben ejecutar el propio Quintana y Contador, o algún otro ciclista o equipo al completo que quiera mover la carrera sin nada que perder.

En el equipo británico no quieren hacer dramas por haber perdido el liderato y saben que su superioridad en montaña con Henao, Kwiatkowski, Nieve y Landa es aplastante sobre cualquier otra formación. Confían en que Froome vaya a más durante la tercera semana, pero su forma de ganar el Tour en los años precedentes era asestar un golpe maestro en la primera gran etapa de montaña. En la edición de 2017, esto también ha cambiado radicalmente, porque todavía no se ha producido ya que Froome ni tan siquiera lo ha intentado.

¿Será capaz Fabio Aru de resistir?

Es la gran pregunta, ya que al sardo no le vale únicamente con su coraje ni su ambición desmedida. En su equipo hay dos hombres importantes que ya están KO: Dario Cataldo fuera de carrera por caída y el danés Jakob Fuglsang, su mejor gregario en montaña, camino de ello por las pequeñas fracturas que sufre en muñeca y brazo. Demasiados contratiempos para defender seis segundos ante el campeón.

Será difícil acabar batiendo a Froome, pero lo que mejor que le podía pasar a este Tour de Francia 2017 de cara al espectáculo y con Alberto Contador y Nairo Quintana en fuera de juego, es que haya rivales que, por fin, puedan disputar de tú a tú la victoria. Incluso un Rigoberto Urán que va de menos a más y que se defiende a la perfección en la contrarreloj.

Video - Tour de Francia 2017: Así es el perfil de decimotercera etapa

00:35
0
0