Cuando se habla de records en el deporte de la esgrima, es impensable no mencionar a Aladar Gerevich. Este húngaro, nacido en el año 1910, se convirtió en un mito al ganar durante seis veces consecutivas unos Juegos Olímpicos por equipos. Su primera medalla de oro fue en los Juegos de Los Angeles (1932); cuatro años después repetía triunfo en las olimpíadas de Berlín (1936), y su nombre entonces comenzó a sonar fuerte dentro del deporte de la esgrima.
Debido al período de la segunda Guerra Mundial, los Juegos fueron cancelados durante dos ediciones consecutivas, de manera que habrá que esperar hasta el año 1948 en los Juegos de Londres, cuando Aladar Gerevich vuelve a ganar la medalla de oro, por equipos y en individual. Su leyenda crece por minutos, y de nuevo sube al podio en en Helsinki 1952, consiguiendo un oro en sable por equipos, una plata en sable individual, y también medalla de bronce en florete por equipos.
Pero este prodigio húngaro, todavía tenía mucho que dar de sí en el mundo de la esgrima: en los juegos de Melbourne 1956 vuelve a hacer historia al ganar la medalla de oro de sable por equipos; y finalmente a sus cincuenta años de edad consigue clasificarse y participar en los Juegos de Roma de 1960, de donde coronó su palmarés con un nuevo oro en equipos, y a punto estuvo también de hacer podio en individual, aunque no lo llegó a conseguir por un toque.
Juegos Olímpicos Tokio 2020
El deporte de la esgrima en España, al alza
17/06/2020 A LAS 09:23
Gerevich se retiró ese mismo año y se dedicó a dar clases de esgrima durante el resto de su vida, dejando tras de sí un récord de campeón olímpico todavía inigualado a día de hoy.
Juegos Olímpicos Tokio 2020
Llavador devuelve a España a la esgrima olímpica
06/04/2021 A LAS 10:24
Esgrima
TOP 5: Los mejores momentos del GP de Doha de esgrima
29/03/2021 A LAS 12:42