William Flaherty cruzó la meta en la prueba de slalom gigante en la posición 48, a más de 17 segundos del líder, el suizo Marco Odermatt, pero con una sonrisa de oreja a oreja. El esquiador purtorriqueño sabía que su 'medalla' ya la había ganado.
William Flaherty, de 17 años, tiene una de las historias de superación más impactantes de estos Juegos Olímpicos de Invierno de Pekín 2022. El joven nacido en Cinccinati, Estados Unidos, fue diagnosticado a los tres años de Linfohistiocitosis hemofagocítica, una enfermedad rara que afecta a los niños pequeños y que provoca que su sistema ataque de manera severa a sus órganos.
Pekin 2022
Lo mejor de Pekín 2022: El resumen de dos semanas llenas de emociones
20/02/2022 A LAS 14:45
“Preguntamos, en una escala del 1 al 10 en donde 1 es muy saludable y 10 es muerte, en donde se encontraba William, nos dijeron 9,5. Eso nos pegó muy fuerte. Había días en los que no sabíamos si viviría otro día”, declaró su madre a AP.
Al pequeño William tan solo le dieron un 10% de posibilidades de sobrevivir a la enfermedad, pero entonces su hermano Charles le salvó la vida. Charles donó su médula espinal a su hermano menor para poder realizar la operación y le regaló una segunda vida.
Pensar en todo lo que he pasado, es increíble que haya terminado llegando aquí
Ambos hermanos se mudaron a Puerto Rico con seis años junto a sus padres tras la enfermedad, y fueron los principales valedores de la creación de la federación de deportes de invierno del país caribeño.
Con cinco años, William se puso sus primeros esquíes, y aquel deporte que comenzó siendo un hobby que le ayudaba a fortalecer sus huesos y estar en forma, pasó a convertirse en algo más, hasta tal punto de tanto William como Charles consiguieron clasificarse a los Juegos Olímpicos.
Charles fue el primero de los hermanos en participar en una cita olímpica tras ser abanderado en Pyengchang 2018, mientras que William Flaherty es uno de los dos atletas puertorriqueños en estos Juegos Olímpicos de Pekín junto a Kellie Delka.
Es increíble. Increíble. Estoy casi sin palabras
En un nuevo capítulo de su gesta, William ha competido en el eslalón gigante con un tumor benigno en su mandíbula, que le hará pasar de nuevo por quirófano: "Por desgracia no estaré aquí dentro de cuatro años. Tengo que someterme a una importante operación en la pierna. Van a quitarme un hueso y a moldearlo para hacerme una nueva mandíbula inferior, porque ahora mismo está hueca. Tengo que arreglar eso".
Aquella enfermedad rara le ha dejado unas secuelas con las que ha aprendido a convivir y que provoca que desarrolle problemas médicos cada cierto tiempo. Pese a ello, William asegura que es "parte de mi vida", y tendrá su ‘Last Dance’ personal en la prueba de eslalón de próximo 16 de febrero, antes de centrarse en sus estudios universitarios.
Me da mucha esperanza para el futuro del mundo"
Preguntado por si su historia puede servir de inspiración y ejemplo para los demás, William Flaherty dejó un mensaje que es una lección de vida: "Demuestra que, con una gran determinación, y si te mantienes centrado en la vida, nada puede detenerte. Lo único que puede hacerlo eres tú mismo y tu mente. Si pones tu cabeza en un objetivo, puedes conseguirlo si de verdad lo intentas".
Pekin 2022
Pekin 2022 : Highlights - Mixed Parallel Team Finals
20/02/2022 A LAS 03:30
Pekin 2022
Esquí alpino | Austria, de la plata de Pyeongchang al oro del paralelo por equipos
20/02/2022 A LAS 03:20