Brañavieja (Cantabria), 29 ene (EFE).- Lo normal en esta época del año es que en un buen día de fin de semana, más de 4.000 personas metan en su coche esquís y tablas de snowboard para subir a la estación de invernal de Alto Campoo, pero ahora, por las limitaciones de aforo derivadas de la covid-19, sólo pueden hacerlo mil "afortunados".
En apenas unos minutos se pueden acabar las reservas que la estación abre a los amantes de la nieve, con el "dolor" que ello implica por tener que dejar fuera a mucha gente que querría esquiar pero no puede, reconoce a EFE el director de la instalación cántabra, Joan Anton Font.
En la estación invernal, que reabrió hace un mes, están acostumbrados a intentar atraer cuanta más gente mejor y que disfruten. "Ahora lo que intentamos es que no vengan muchos, y esto son situaciones totalmente distintas a las que habíamos vivido. Nadie se lo podía imaginar en ningún escenario", subraya.
Esquí
Dinamarca-España y Francia-Suecia, duelo de gigantes en la semifinales
27/01/2021 A LAS 23:29
Controlar el aforo es "lo más importante, lo más difícil y lo que más duele" porque hay muchísima gente con ganas esquiar, explica Font en relación al sistema de reservas que se ha establecido, que ahora se ha convertido en el "día a día" de Alto Campoo.
Sin embargo, no sólo las reservas han llegado de la mano de la pandemia, también hay recuerdos y referencias constantes por redes sociales y megafonía respecto a que hay que mantener la distancia de seguridad, llevar mascarilla y usar el gel hidroalcohólico.
Alto Campoo lleva un mes abierto y, de momento, Font valora "muy bien" la vuelta a la actividad. "Hemos tenido muchísima suerte porque llegó tarde la nieve pero bien, hay un producto muy bueno", destaca.
Los sábados y domingos se cuelga el cartel de no hay entradas con facilidad y, a diario, aunque es más fácil poder esquiar, tampoco es raro que las pistas estén llenas.
"La gente tiene muchas ganas de esquiar. Los que acceden están encantados porque al haber mil personas se puede estar espaciados y esquiar sin colas ni gente en la pista", incide.
Juan Carlos, un joven vecino de la localidad de Soto (Campoo de Suso) que acude a menudo a practicar esquí con sus amigos a Brañavieja, señala que la experiencia, en general, "es mejor que otros años con respecto a la afluencia de gente".
"Al estar limitado a mil personas, la estación está mas desahogada, se esperan menos colas y disfrutas de más tiempo esquiando", destaca.
Como punto negativo, explica que, a la hora de reservar, es "fácil quedarse sin sitio a no ser que se esté muy atento".
El director de Alto Campoo está "cruzando los dedos" para que la situación pandémica mejore o, por lo menos, no empeore y haya que reducir aún más los aforos.
"Por desgracia, las circunstancias nos están enseñando este año que tenemos que estar modificando los planes constantemente", incide.
Así, a veces con "improvisaciones" obligadas por la situación, confía en "escenarios a mejor para tener más aforos". Tampoco depende de él la meteorología, pero es optimista de cara a que la temporada de nieve dure "hasta San José (19 de marzo) o más".
Font cumplió en noviembre tres años al frente de Alto Campoo, una "estación con futuro" gracias a las tecnologías, tanto la nieve que se produce mediante los cañones como por los remontes, que, agrega, "cada día aguantan más los avatares del mal tiempo, que aquí es notable por culpa del viento".
"Siempre hay retos y mejoras que acometer", enfatiza, apuntando a mejorar la accesibilidad de la base de la estación para confortar la llegada a la nieve a los clientes.
Aboga por poner más plazas de aparcamiento y una zona de vestuarios y consigna en la que los clientes puedan calzarse con comodidad. "Que lleguen con menos estrés", añade.
El otro objetivo, según Font, es asegurar la explotación en los remontes de las zonas altas, ya que las condiciones severas afectan sobre manera a estos espacios.
"Me es difícil hacer una mera retrospectiva con este año tan difícil, pero estoy encantado de estar aquí, en una estación muy próxima y muy auténtica por el territorio que le rodea, que hace que sea especial", apostilla.
Pablo G.Hermida
Esquí
El austríaco Schwarz, primero en repetir triunfo este curso en un eslalon
26/01/2021 A LAS 21:53
Esquí
Jan Farrell anuncia su retirada
20/01/2021 A LAS 13:17