Homer, como siempre, nos lo contó mejor que nadie en la primera temporada de Los Simpson, cuando compró un boleto de rasca y gana en el badulaque de Apu: Una rosca glaseada y una tarjeta de la suerte. Apu le entrega la tarjeta y Homer empieza a rascarla. "Ohhh, una campanilla", exclama mientras sigue rascando y aguantando la respiración. "¡Otra campanilla! Una más y me hago millonario. Vamos, campanilla, por favor, por favor, por favor, por favor..." Homer rasca y…aparece una ciruela. "Ohhh, la fruteja violeta. ¡Casi!"
Los que nos manejan juegan con ese casi y nos lo ponen delante de nuestras narices. Nos dejan que casi toquemos la victoria, nos dan esperanzas para aproximarnos al premio deseado, al objetivo anhelado. ¿Recordáis aquel trabajo de ensueño que se os escapó en la última entrevista, aquella pareja de la que aún hoy seguís recordando ese casi beso o cuando estuvisteis a punto de ser deportistas profesionales, pero una grave lesión os apartó del camino en el último escalón?
Jesús Candelas siempre nos decía que cada día está lleno de pequeñas derrotas. Esas pequeñas derrotas son el casi del que estamos hablando. Las personas compartimos a diario esa frustración de la maldita ciruela. Y a pesar de ello, tanto Homer como nosotros seguiremos con nuestras rutinas, echando al rasca y gana o trabajando duro en el entreno para ganar títulos. Y este comportamiento se produce porque tanto Homer como nosotros no creemos que hemos perdido, sino que estamos convencidos de que casi hemos ganado.
Fútbol Sala
La rajada de Ricardinho contra Inter: "¿Esta es la despedida que merezco?"
27/05/2020 A LAS 19:46
Movistar Inter pasó una racha de unos años casi ganando títulos. Se rozaba la gloria, pero nada. En La Copa de Logroño, con aquel gol de Batería sobre la bocina, comenzó un ciclo dominador que se ha prolongado durante 5 años. Algo que parecía sencillamente imposible antes de esa fecha. Se pasó del último casi al primer título: fue un click, algo difícil de explicar pero que todos pudieron sentir.
El Barsa está en ese momento que atravesó Movistar hace unos años. Está cada vez más cerca. Pero los campeones han mostrado una fortaleza salvaje. La segunda parte del último partido de Movistar fue para enseñar en cualquier escuela. Pocas veces se ha visto una capacidad defensiva tan abrumadora. Esa actitud hubiera sido suficiente con cualquier otro rival. Pero era el Barsa. Y llegaron hasta donde jamás se debería llegar: a los penaltis. Y allí fue el mejor de esta temporada, Gadeia, quien sentenció una de las mejores finales que se recuerdan.
Lo normal es perder. En contadas ocasiones casi se gana. Lo más raro es ganar. Y lo más increíblemente raro es ganar durante 5 años consecutivos. Movistar Inter lo ha hecho. Es leyenda del deporte.
Fútbol Sala
Ricardinho confirma su nuevo equipo tras dejar Movistar Inter
06/01/2020 A LAS 18:13
Fútbol Sala
Ricardinho anuncia su marcha de Inter Movistar a final de temporada
25/11/2019 A LAS 22:22