Imago

Blog Vintage: Certezas y leyendas de los sorteos de la Copa de Europa

Blog Vintage: Certezas y leyendas de los sorteos de la Copa de Europa

El 16/03/2017 a las 22:30Actualizado El 16/03/2017 a las 22:31

Llega un nuevo sorteo de la Liga de Campeones y el chiste fácil involucra al Real Madrid en un supuesto trato de favor por parte de la UEFA a la hora de los rivales que le tocan en suerte.

Esa es una percepción que parte de muchos de sus detractores, la de que existen bombos favorables. No hay, claro está, demostración posible en un evento televisado al mundo entero. Pero sí hay ecos del pasado que pueden alimentar la leyenda urbana.

Al Blog Vintage llegan dos detalles para recordar, sin mayor trascendencia ya por el paso del tiempo. Uno fue el del primer sorteo de la primera Copa de Europa, en 1955, cuando estaba por comenzar la competición de clubes más trascendente del mundo. Y el otro por lo que llegó a confesar un personaje vital para entender la historia moderna del fútbol como es Joseph Blatter, expresidente de la FIFA.

En el primer sorteo, en el hotel Ambassador de París, hubo por parte de los fundadores de la competición, periodistas de la publicación ‘L’Equipe’ y el propio Madrid de parte de Santiago Bernabéu y quien ejercía como traductor, el directivo Raimundo Saporta, la necesidad de designar a dedo los primeros emparejamientos, primero para evitar que se cruzaran entre sí los mejores equipos de la naciente competición y, segundo, para atender algunas obligaciones.

La del Real Madrid de entonces, presidido por un Bernabéu que estaba a todas, era hacer coincidir su primer duelo contra el Servette suizo con una visita protocolaria a la exiliada familia real española, de vacaciones entonces en la cercana Lausana. Y el día del partido acudieron a Ginebra tanto don Juan como su hijo y futuro rey don Juan Carlos, entonces un muchacho de 17 años. Se cuenta que Di Stéfano, en el vestuario al descanso de un partido de momento sin goles (0-2 al final), mandó poco menos que a paseo a Juan Carlos cuando éste le recordó que había que ganar por los emigrantes.

Alfredo Di Stefano - Real Madrid

Alfredo Di Stefano - Real MadridImago

Uno de los implicados en la fundación de la Copa de Europa, el periodista francés Jacques Ferran, reveló en 2015 al diario ‘La Vanguardia' que Santiago Bernabéu “pedía jugar en Suiza para visitar a Don Juan”, admitiendo, además, que manipularon el primer sorteo de la competición “para que no fueran liquidados los mejores en la primera ronda”.

Esas eliminatorias a dedo fueron finalmente: Guardia-Djurgardens, Servette-Real Madrid, Milan-Saarbrucken, Roth Weiss Essen-Hibernians, MTK-Anderlecht, Aarhus-Stade Reims, Rapid de Viena-PSV y Sporting-Partizán. Chelsea y Dínamo de Moscú, por ejemplo, rechazaron la invitación a jugar un torneo que nació con participantes por designación y no por clasificación deportiva directa.

De los sorteos posteriores nunca hubo luz ni taquígrafos hasta finales del siglo XX. Se organizaban en la sede la UEFA con un par de copas que contenían los nombres de los equipos en pequeños papeles rectangulares doblados. Y una mano inocente iba emparejando a los equipos sin televisión en directo ni espectáculo incluido como ahora.

Blatter, de su parte, incendió el mundo del fútbol cuando el diario argentino ‘La Nación’ publicó el 14 de junio de 2016 una entrevista suya aludiendo a la limpieza de los sorteos FIFA en comparación con los de la UEFA: “El sorteo (los de la FIFA) era limpio hasta el último detalle. Jamás toqué las bolitas, cosa que otros sí hacían. Se las puede marcar, calentándolas o enfriándolas. Es técnicamente posible. No existen en la FIFA, pero fui testigo de sorteos a nivel europeo en los que eso sucedió”. Lo curioso es que los grandes medios nunca han chutado ese balón botando.

0
0