Getty Images

Champions femenina (Cuartos, vuelta), Kvinner-Barcelona: A semis con brillantez (0-1, global 0-4)

Champions femenina (Cuartos, vuelta), Kvinner-Barcelona: A semis con brillantez (0-1, global 0-4)
Por EFE

El 27/03/2019 a las 20:20Actualizado El 27/03/2019 a las 20:34

El Barcelona superó sin apuros el trámite en Noruega ante el LSK Kvinner (0-1) y selló con dos victorias (3-0 en la ida) su pase a las semifinales de la Liga de Campeones, igualando su mejor participación histórica en la competición, que data de la temporada 2016/2017.

LA FICHA DEL PARTIDO

0 - LSK Kvinner: Fiskerstrand; Wold, Suphellen, Sonstevold, Woldvik; Bachor, Syrstad Engen; Asland (Ellingsen, min. 55), Reiten (Ruud, min. 90), Haavi; y Skinnes Hansen (Haug, min. 77).

1 - Barcelona: Paños; Marta Torrejón, Andrea Pereira (Gemma Gili, min. 46), María León, Melanie Serrano; Hamraoui, Alexia Putellas (Andonova, min. 46); Andressa Alves, Mariona Caldentey, Martens (Bárbara Latorre, min. 59); y Duggan.

Gol: 0-1: min 7, Martens.

Árbitra: Stephanie Frappart (FRA). Mostró amarilla a Hamraoui (min. 73) y a Bachor (min.90).

Incidencias: Partido de vuelta de los cuartos de final de la Liga de Campeones disputado en el Arasen Stadion de Lillestrom ante 5.655 espectadores.

LA CRÓNICA

El Barça aterrizó en el encuentro de vuelta como dejó el de ida: monopolizando el balón frente a un LSK agazapado, a pesar de jugar en un césped en un estado impropio de una competición como la 'Champions'.

Pese la renta cosechada en el Miniestadi, el planteamiento azulgrana no cambió y Cortés apostó por un once ofensivo. El plan catalán no pudo tener mejor aliado que el gol tempranero con el que Lieke Martens aniquiló cualquier esperanza noruega.

A los siete minutos de partido, Mariona Caldentey, desde la frontal del área pequeña, dejó el balón de cara para que la holandesa perforara la portería de Fiskerstrand con un disparo delicadamente colocado al palo largo.

Todo el estadio pareció aceptar el tanto como una consecuencia lógica de la diferencia de nivel entre ambos conjuntos, por lo que el ambiente apenas varió.

El Barça bajó una marcha ante la incapacidad para combinar del LSK, algo que las jugadoras locales aprovecharon para dar un paso al frente. Pero un peligroso centro noruego en el ecuador del primer tiempo terminó con las concesiones de las de Cortés; las azulgranas, para evitar riesgos, decidieron retomar su papel protagonista.

Duggan empezó a mostrarse en el frente de ataque, aunque no encontró el acierto del que hizo gala con un doblete en la ida. El empuje de la inglesa ayudó al Barcelona a encontrar de nuevo la tranquilidad con el balón.

A través del control azulgrana, el peligro volvió a cernirse sobre el marco local. Las dos laterales del Barça, Melanie y Torrejón, disfrutaron de tímidos remates. Y las dos extremos, Martens y Mariona, pudieron también doblar la ventaja visitante, pero ni una ni otra lograron mover el tanteador antes del descanso.

La reanudación trajo consigo dos grandes noticias para el Barcelona: Gemma Gili disputó sus primeros minutos desde que fuera operada del tobillo a finales de noviembre de 2018 y Bárbara Latorre hizo lo propio, tras superar otros problemas en la misma articulación.

El LSK disfrutó de sus mejores minutos en la eliminatoria tras pasar por los vestuarios. Si a punto estuvo María León de anotar el segundo para las visitantes, respondió Engen con un buen disparo que animó a sus compañeras.

En un guión calcado al de la primera mitad, el Barcelona respondió a la mejoría local con otra aceleración, y Andonova vio como a la hora de juego Fiskerstrand rechazaba un remate suyo con muchos apuros. Tres minutos después fue de nuevo Mariona quien estuvo cerca de alojar el balón en la red.

El Barça ya no movió el pie del acelerador y obligó al LSK a capear el temporal para no encajar un peor resultado global. Se sucedieron las ocasiones del conjunto catalán, sobre todo cuando Andonova ponía el balón en juego desde la esquina.

La futbolista macedonia pudo haber marcado un gol olímpico, pero la árbitra consideró que su disparo no había rebasado la línea. Con esa última ocasión, el Barcelona cerró unos cómodos cuartos de final y ya piensa en superar su mejor participación histórica en la Liga de Campeones.

0
0