Eurosport

Cuando el Milan acabó con el Dream Team

Cuando el Milan acabó con el Dream Team
Por Eurosport

El 18/02/2013 a las 12:40Actualizado El 18/02/2013 a las 23:27

El Milan de Fabio Capello destrozó inesperadamente al Barça de Johan Cruyff por 4-0 en la final de la Copa de Europa de la temporada 1993/94. Precipitó un fin de ciclo.

El Barcelona vive instalado ahora en la gloria deportiva. Pero no siempre fue así. Ni mucho menos. Y cuando sí lo fue, como con el ‘Dream Team’ de primeros 90, el Milan, su rival en Champions de este miércoles, lo frenó en seco con un 4-0 en la final de la Copa de Europa 1993/94 en Atenas que ha entrado en la historia del fútbol europeo. Rememoremos el repaso de aquella noche a un Barça que de favorito se pasó en la capital griega y fue volteado inesperadamente.

Llegó aquél Barça liderado por Johan Cruyff a la final por la vía rápida, con un 3-0 en la semifinal a partido único al Oporto de Vítor Baía y Fernando Couto. Aquél gol de Ronald Koeman por alto desde los Países Bajos… Y, para rematar la sensación de invencibilidad, el penalti de Djukic le dio al Barça unos días antes la cuarta Liga consecutiva, lo que ni el Pep Team de Guardiola ha sido capaz de emular.
Así que en Atenas la víspera no se hablaba de fútbol sino del estado de bienestar de un equipo, el azulgrana, que vencía por instinto liderado sobre el terreno de juego por el brasileño Romario, lo nunca visto con sus asistencias, colas de vaca y goles de todos los colores. Ni se cuestionaba quién iba a ser el campeón. Sólo se dudaba si iba a ganar por uno o varios goles de diferencia.

Eurosport

A aquél Milan se le presuponía un seguro ‘catenaccio’ aun sin Franco Baresi, y menos talento sin los holandeses en el plantel que habían marcado una época: Van Basten, Gullit y Rijkaard. En cambio, el croata Boban y el serbio Savicevic no parecían mucho aval junto al poderío físico del todoterreno francés Marcel Desailly (pronúnciese la ll como eye). Pero al Barça le salió todo del revés.

Aunque debió adelantarse en una ocasión in embargo marrada por Romario, de repente el Milan ya iba ganando con un gol de otro tapado, Massaro, una suerte de Pedrito. Sin tiempo a rectificar ni entender nada, el 2-0 ya fue una losa al filo del descanso rematada la cuestión con el incomprensible regalo de Andoni Zubizarreta a Savicevic para el 3-0 que culminó Desailly con el cuarto a la hora de partido.

La clave estaba en lo trabajado táctica y físicamente de ese Milan en comparación con un Barça regado de autocomplacencia. Capello, con la simple orden de buscar el dos contra uno por banda, enloqueció a un Barça desordenado y desesperado que, eso sí, ya puestos a perder por dos se fue arriba hasta perder por goleada como hacen los orgullosos. El baile marcó el fin del Dream Team en el club todavía presidido por José Luis Núñez pero al que ya se barruntaba que sucedería pronto Joan Gaspart, un ‘boix noi’ con corbata de franela.

Y fue él, precisamente, quien le dio pasaporte a Zubizarreta en el mismo autobús del estadio al hotel tras la goleada encajada. Ese adelanto fue el comienzo del fin, del cambio de ciclo (a peor), del adiós a una generación inolvidable, aquella del Dream Team. Este miércoles, de nuevo, un Team del Barça, el Pep, se vuelve a medir a un Milan que otra vez parece menos rival, poco amenazante para lo que ha llegado a ser históricamente. Peligro, pues. El pasado lo aconseja.

LA FICHA DEL PARTIDO:

4-AC Milan (Fabio Capello): Rossi; Tassotti, Galli, Maldini (Nova, 84), Panucci; Donadoni, Albertini, Desailly, Boban; Savicevic, Massaro.

0-FC Barcelona (Johan Cruyff): Zubizarreta; Ferrer, Koeman, Nadal, Sergi (Estebaranz, 73); Bakero, Guardiola, Amor; Stoichkov, Romario, Beguiristain (Eusebio, 51).

Goles: 1-0 M. 22: Massaro. 2-0 M. 45: Massaro. 3-0 M. 47: Savicevic. 4-0 M. 59: Desailly

Árbitro: Don (England)

Incidencias: final de la Copa de Europa. Estadio Spiros Louis de Atenas. 18 de mayo de 1994. Lleno: 70.000 espectadores.

0
0