Del Edén al Infierno, de comenzar a deslumbrar con su fútbol a tener el cartel de decepción, así fue como el rumbo de Eden Hazard cambió en un instante, ese instante en el que su compatriota Meunier lesionó a la estrella madridista en noviembre, y nada volvió a ser igual.

Copa del Rey
¿Te acuerdas? La historia del sombrero que 'tumbó' al Barça de Guardiola
HACE UN MINUTO

El comienzo de Hazard en el Madrid no fue nada fácil. Tras una decepcionante temporada blanca en la que la grada del Bernabéu se enfrentó a la realidad de no tener a Cristiano Ronaldo en su equipo, el belga llegaba con la etiqueta de estrella indiscutible y con la misión de hacer olvidar al astro portugués con la clase, el regate y el gran nivel exhibido en el Chelsea y en el Mundial del 2018.

Sin embargo, un mal estado de forma físico no le permitió que este tuviera un arranque meteórico como gran parte del madridismo esperaba. Las dudas comenzaban a sucederse y el fichaje comenzó a ser tachado de fracaso de manera prematura, añadiendo una presión extra al jugador.

Eden Hazard von Real Madrid

Fuente de la imagen: Getty Images

El 5 de octubre del año pasado, el belga se estrenó como goleador blanco con un gol ante el Granada en el Santiago Bernabéu. Hazard parecía recuperar el nivel que acostumbraba, aunque esto solo sería un espejismo y este sería el único gol que anotaría en toda la temporada.

A pesar de su preocupante falta de gol, Hazard sí recuperó poco a poco su característico nivel deslumbrando tanto en LaLiga como en el tramo final de la fase de grupos de la Champions League. Y es en este último escenario donde la progresión del extremo se torció por completo.

El PSG visitaba el Santiago Bernabéu y el Real Madrid, encabezado por el extremo entre otros, necesitaba dar un golpe sobre la mesa con una victoria que les devolviera confianza y autoridad. Hazard estaba cuajando un gran partido, asumiendo gran parte del peligro ofensivo del conjunto blanco. Pero para desgracia del flamante nuevo fichaje blanco, una entrada de Meunier le obligó a abandonar el partido en el minuto 68’ con una grave lesión en su tobillo derecho.

Eden Hazard au sol après son duel face à Thomas Meunier

Fuente de la imagen: Getty Images

Tras 83 días parado, el ariete reapareció ante Celta y posteriormente Levante, volviendo a caer lesionado de su tobillo. Aprovechando el parón futbolístico de tres meses debido a la crisis del Covid-19, el belga volvió en la reanudación del campeonato liguero ante el Éibar dejando una gran asistencia a Sergio Ramos, pero en los siguientes partidos su participación se fue diluyendo.

Su vuelta a la competición fetiche del Real Madrid, la Champions League, no llegaría hasta el 7 de agosto. Con la complicada misión de remontar un 1-2 adverso ante el Manchester City, Zidane y la afición depositaron su confianza y esperanzas en un belga que no tenía ritmo y que estuvo lejos de exhibir el nivel que lo llevó a la cúspide del fútbol.

Real-Trainer Zinédine Zidane wechselte Eden Hazard nach 83 Minuten in Manchester aus

Fuente de la imagen: Getty Images

En la presente temporada, Hazard no se ha estrenado debido a los mismos motivos que lastraron su arranque en el Real Madrid: su estado físico y una lesión, esta vez muscular en su pierna derecha. No acompañará a los de Zidane en el estreno de la competición que ilusiona al madridismo y no podrá redimirse en el escenario que le vio hacerse grande y volver a caer a la eterna incógnita sobre su rentabilidad.

Fútbol
¿Lo sabías? La diferencia horaria evitó el fichaje de Haaland por el United
HACE 4 HORAS
La Liga
¿Lo sabías? El desalojo del Bernabéu y el partido de los 6 minutos
04/01/2019 A LAS 15:42