En la víspera del partido de Champions League se cuestionaba, en el debate futbolístico, si el entrenador argentino había acertado recuperando el viejo modelo que tanto fruto le ha repercutido en su larga estancia al frente del banquillo de la entidad colchonera. Simeone se revelaba ante estos comentarios aludiendo que es moneda habitual modificar los sistemas de juego de un equipo. Y no le falta razón. Pero lo que parecía en su día una negociación infructuosa, no resultó tal y el Cholo terminó optando por variar a defender con tres centrales en una línea de cinco, que llegó a salpicarse de seis en alguna fase de algún encuentro. El regreso en Sevilla y también ante el Brujas a la línea de cuatro se explica desde la razón de haber recuperado a los dos mejores centrales de la plantilla, lo que ha posibilitado la restauración de Witsel en su demarcación natural. Algo que en Europa únicamente duró cuarenta y cinco minutos. El físico de cristal de Giménez volvió a fallar y el belga tuvo que volver a la guarida trasera para situar a Kondogbia en la media. Y a su lado, el gran capitán, el joven de 30 años que ha roto el histórico registro de Adelardo Rodríguez, el eterno capitán.
Lejos queda la goleada recibida en el Camp Nou (5-2) la noche del 19 de septiembre de 2009. Entonces Abel Resino, otro histórico rojiblanco, decidió en el minuto 67 del partido ingresar a Koke Resurrección reemplazando en la medular a Paulo Assunçao, con 4-1 en el marcador. No fue el debut soñado, pero sí resultó el estreno esperado después de tanto tiempo creando marca, subiendo escalón a escalón en la Academia y recogiendo la recompensa a los 17 años y nueve meses. Precisamente, un estadio que pudo ser el suyo en el verano de 2014 cuando tras levantar la primera Liga con el Atleti recibió una propuesta económica irrechazable para firmar por el Barça. El club dejó en sus manos la decisión final viviendo el enigma entre un mar de dudas por los 60 millones de euros que los culés estaban dispuestos a satisfacer para la caja rojiblanca. La madurez de un crío de 22 años hizo el resto y el protagonista reflexionó para sus adentros meditando aquello de con lo que me ha costado hacerme un hueco en mi equipo, ahora no voy a saltar del barco. Y es que hablamos de abandonar el Atleti campeón, el sueño de cualquier niño que nació del Atleti.

Resumen Brujas-Atlético de Madrid: poca pegada y muchas dudas (2-0)

Champions League
Los dueños del Liverpool, rival del Real Madrid en octavos, abiertos a una posible venta del club
07/11/2022 A LAS 15:35
Lejos quedaban los tiempos de zozobra y de suplencia con Quique Flores y Manzano. A Simeone, el técnico que cambió su vida deportiva, le bastaron los diecinueve minutos que observó por televisión para abortar la cesión al Málaga. El Cholo ya enfilaba el viaje a Madrid y desde Buenos Aires siguió aquel matinal Atleti-Betis. Cuando llegó al Manzanares le informaron de que la cesión de Koke a La Rosaleda estaba ultimada a falta del visto bueno del recién nombrado entrenador. Lo que se esperaba como un trámite giró inesperadamente. Simeone respondió con un lacónico: “no se va”. Habló con el chico y le pidió aguantar seis meses más en el Atleti. Aquellos meses se han convertido en más de diez años. Es por eso que alguien leal, humilde y sacrificado se ha convertido en un héroe para la causa. Nunca será la estrella del equipo, tampoco destaca por un liderazgo carismático, pero con esfuerzo y trabajo ha negociado una carrera envidiable para cualquier pequeño del Atleti que hoy se mire en su espejo.
Pero el embrujo de Koke no resultó suficiente para un equipo que no se sacudió en Bélgica el patinazo de Alemania.
El relato de Simeone debe cambiar para pasar del partido a partido al de final a final. Los tres encuentros que restan son definitivos para la suerte de la entidad desde el punto de vista deportivo, pero también económico. El Atleti vuelve a dar en Champions síntomas de irregularidad, de decadencia, de sentirse roto a la mínima afrenta. La falta de contundencia demostrada en ambas áreas exhibe a un equipo frágil e incapaz de reponerse ante el primer golpe. El Brujas, un conjunto físico, que sabe combinar y asociarse y que marca un alto ritmo de juego, supo aprovechar sus oportunidades frente a un adversario que erró un penalti y no solventó un mano a mano, además de premiar a Mignolet con tres buenas intervenciones. Los del Cholo no disponen ya de margen de error. En una semana se vuelven a ver las caras. Entremedias, el Girona y el merecido homenaje del club a Koke. En unos años se valorará con mayúsculas la proeza realizada por un chico normal que nació en Vallecas, que quiso ser futbolista del Atleti y que de puntillas y casi sin ruido se ha convertido en leyenda. Lástima que en Brujas se volvió a encontrar con fantasmas del pasado. Que nada emborrone su legado.
Champions League
La eliminatoria Liverpool-Real Madrid ya tiene fechas: el 21 de febrero y el 15 de marzo
07/11/2022 A LAS 12:57
Champions League
¿Lo sabías? La década perdida de Klopp en busca de volver a tumbar al Madrid
07/11/2022 A LAS 12:02