En la actualidad Barcelona y Golden State Warriors están dominando fútbol y baloncesto de clubes a nivel mundial. Su dominio de ambas disciplinas, la vanguardia sobre césped y parqué, una trayectoria de récord, la incuestionable belleza en las formas y contar con los dos mejores jugadores de la actualidad, Leo Messi y Stephen Curry, vinculan a ambos equipos en mucho mayor grado de lo que una arriesgada analogía de esta naturaleza haría presumir.
Dominio. El Barcelona es vigente campeón de Liga, Copa y Champions League. Su dominio en el panorama futbolístico actual es pleno. Cuando parecía que la era Guardiola era insuperable, esta versión azulgrana está en perfecta disposición de competir cara a cara con aquélla. El Barça encuentra un equivalente en la actual NBA, de la que los Warriors son vigentes campeones superando hasta la fecha todos los registros de la temporada que les coronó con el anillo.
Fútbol
El PSG confirma la lesión de Messi en el partido ante el Lyon
21/09/2021 A LAS 12:11
Trayectorias de récord. El triplete logrado el año pasado no ha reducido el hambre del equipo azulgrana. El Barça tiene a tiro repetir gesta, circunstancia sin precedentes. La escuadra de Luis Enrique ocupa el liderato destacado en Liga con 76 puntos (a nueve puntos del Atlético y a diez del Real Madrid). Han ganado 24 de sus 30 partidos (con cuatro empates y dos derrotas) y su balance de goles presenta un aplastante 86-24 a favor.
De todos los récords que los Warriors tienen en su mano batir, ninguno iguala en importancia al registro total de victorias en una temporada todavía en manos de los Bulls de Jordan en 1996 (72-10). El equipo dirigido por Steve Kerr presenta desde el principio de temporada una constante ventaja en la comparativa con aquel legendario equipo.
https://i.eurosport.com/2016/03/29/1825481.jpg
En permanente estado de gracia. A Barça y Warriors no parece bastarles con ganar. Su mayor encanto reside además en las formas. Tanto el fútbol de unos como el baloncesto de otros son de una estética incuestionable, o de otro modo, hacen de sus deportes algo bello y digno de contemplar. Hay bajo ese manto una combinación infinita de trabajo y talento.
Vanguardia. Este punto podría extenderse en muchas páginas. Pero de forma muy resumida, mientras el Barça sigue dominando los espacios, el fútbol de toque y dispone de un trío delantero sin parangón (Messi, Suárez, Neymar), los Warriors han convertido el triple en el arma más mortífera del baloncesto actual, a lo que añaden una extraordinaria versatilidad y una circulación de balón sin precedentes.
Leo Messi y Stephen Curry. Ambos representan la cima de la excelencia individual en la actualidad. Mientras que Curry ha podido tomar el relevo de LeBron James, Messi no lo ha hecho con nadie. Ambos entregan lo mejor de sí mismos a equipos de ensueño a cuyo valor contribuyen como nadie. Puede que no rindieran a igual nivel en otros equipos. Pero lo hacen en los dos mejores equipos del mundo y si lo son es en buen modo gracias a ellos.
La compañía importa: su doble presencia estelar no eclipsa la de Iniesta, Green, Piqué, Iguodala, Busquets, Thompson, Alba, Barnes y todo ese lujosísimo etcétera que contribuye a configurar dos escuadras legendarias.
Vivimos, en definitiva, la era en esplendor de Barça y Warriors.
Mercado de fichajes
El sueldo galáctico de Messi y el interés del Barça en Sterling, nombres del día
18/09/2021 A LAS 08:51
Fútbol
Pochettino tiene trabajo en el PSG: La frialdad Messi-Mbappé, los descartados, la lesión de Ramos...
16/09/2021 A LAS 10:09