Tras cumplir recientemente 34 años, Lionel Messi tiene aún muchos horizontes en su carrera deportiva. Con la incertidumbre de su continuidad en Barcelona, a la espera de la ingeniería fiscal de Laporta para poder confirmar su continuidad, pero con la mirada fija en la Copa América de Brasil, el delantero blaugrana se ha centrado al máximo en el torneo sudamericano de selecciones. O lo que es lo mismo, Leo tiene la enésima oportunidad de salir victorioso con Argentina y lograr un título que ya se le ha negado en demasiadas ocasiones.
Cuatro finales perdidas en las que el diez se ha quedado muy cerca de lograr ese título con la absoluta. Cierto es que formó parte de los integrantes del equipo vencedor en los Juegos Olímpicos de Pekín de 2008, donde logró la medalla de oro. Pero le sigue faltando ese premio diferencial que acabe de encumbrarlo como el mejor de la historia. Estuvo muy cerca de alcanzar el Mundial de Brasil en 2014, pero un gol de Götze en la prórroga acabó con la esperanza albiceleste. Por no hablar de las tres finales de Copa América, especialmente dolorosas las de 2015 y 2016 ante Chile en la tanda de penaltis.
Mundial
Tite lo confirma: Neymar se recupera a tiempo de su lesión y jugará ante Corea del Sur
HACE 12 HORAS

Una cuenta pendiente

Messi incluso llegó a dejar la selección. Fue en 2016, tras perder la última final, aunque luego se convertiría en un ‘hasta luego’. Solo fueron 66 días en los que prácticamente por unanimidad se pidió el regreso del rosarino. Y pese a intentarlo de nuevo en 2018, la Francia de Mbappé y Griezmann se cruzó demasiado pronto en el camino argentino. Reseteado y dispuesto, ahora vuelve a poner a disposición de su Argentina todo el talento y esfuerzo en el empeño de poder levantar el trofeo en esta tan accidentada y atípica Copa América.
A Leo se le ha visto enchufado, implicado y dispuesto a dejarse todo en el terreno de juego por los suyos. En el debut de la Copa América volvió a ser el mejor, creando, asistiendo y haciendo lo que mejor sabe, marcar. Un misil de falta que supuso el gol argentino para comenzar empatando ante la complicada Chile. Y a partir de ahí ha ido creciendo con cuatro goles y cinco asistencias, además de anotar su penalti en la tanda ante Colombia. Un paso grande y firme en una declaración de intenciones, de liderazgo y ambición en su lucha por lograr ese deseado título con Argentina.
Estuve cerca muchas veces, pero no se dio. Voy a seguir buscándolo hasta que se dé
Y es que Messi lo tiene claro. Aunque su ilusión de volver a ganar una Liga de Campeones antes de dejar el fútbol es algo que tampoco esconde, pone por delante a su Argentina del alma y poder regalarle a los aficionados nacionales un poco de todo lo que ha logrado durante su carrera en Barcelona. Porque aunque en Qatar pueda haber otra opción, e incluso en una futura cita (quién sabe si puede seguir jugando hasta los 38 retrasando su posición), Leo es consciente de que las balas se acaban. Y debe aprovechar bien las pocas que tiene. Por él, por Argentina, pero sobre todo, por el fútbol.

Leo Messi (Argentina)

Fuente de la imagen: Getty Images

Mundial
VÍDEO | Messi siempre vuelve: su golazo para poner por delante a Argentina
AYER A LAS 19:53
Mundial
Lewandowski desvela qué le dijo a Messi en su tensa charla durante el Argentina-Polonia
02/12/2022 A LAS 12:57