El empeño que Leo Messi le pone a la ardua tarea de completar su palmarés con un título con Argentina tendrá un nuevo capítulo en la madrugada del sábado 10 al domingo 11 de julio (2:00 hora peninsular española) en Maracaná. Más caudillo que nunca para alegría de un ecosistema mediático que siempre le demandó adaptar los modos y el comportamiento de Diego Maradona, la Pulga ha dejado todo a un lado, incluido su contrato con el Barcelona, para intentar cantar victoria de una vez con la Albiceleste. El oro olímpico conquistado en Pekín 2008 no es válido ante los ojos de nadie, y el 10 lo sabe. En Maracaná, de nuevo, sólo sirve la victoria.
Enfrente tendrá a Brasil, que ha llegado a la final con la eficacia ya conocida desde que Tite ocupa el banquillo. Una vez superada la marejada del inicio del torneo, en el que se especuló con un posible plante de los jugadores ante la situación sanitaria que aún afecta a Brasil por la pandemia y un rumor de que el seleccionador podía abandonar su puesto, Brasil ha vuelto a ser Brasil desde que el balón empezó a rodar. El jogo bonito ha dejado paso a un jogo eficiente en el que cuenta sacar adelante el partido. Con esa premisa, la Canarinha ha alcanzado la final con destellos puntuales -liderados casi siempre por Neymar- pero con muchas más dosis de oficio por parte de Casemiro, Marquinhos y Thiago Silva, los líderes del otro Brasil, el que cumple con su tarea sin alardes.
Mundial
Resumen Polonia-Argentina (Grupo C): La albiceleste se abre camino (0-2)
HACE 9 HORAS
Para combatir esta versión clásica de Brasil que ha arrasado en la Copa América y también lo está haciendo en las eliminatorias sudamericanas rumbo a Catar 2022, Messi llega con un grupo que poco tiene ya que ver con esa vieja guardia clásica en la que compartía focos con jugadores como Gonzalo Higuaín, el Pocho Lavezzi o Javier Mascherano. Tan sólo Di María y el Kun Agüero -éste con un rol secundario- asoman por el ataque que alcanzó la final en 2014, una renovación que afecta a todas las líneas, con nuevos héroes como Emiliano Martínez, vital en la tanda de penaltis contra Colombia. El Dibu consiguió suceder a Sergio Romero tras una década sin competencia y una transición bastante complicada en la que ni Willy Caballero ni Franco Armani terminaron asentándose.

Emiliano Martínez y Leo Messi

Fuente de la imagen: Getty Images

Lionel Scaloni ha sido el líder silencioso que ha llevado a cabo esa transición que Argentina demandaba a gritos y que Messi tanto ha agradecido, hasta el punto de hacerle recuperar la ilusión para volver a vestirse la camiseta de la selección, la que más disgustos le ha generado cada verano. Lejos del histrionismo de Jorge Sampaoli y sin bando estilístico que lo definiera y bloqueara en debates periodísticos, Scaloni ha demostrado tener la mano izquierda suficiente para ir haciendo los retoques necesarios. Quien no haya seguido la actualidad de la selección puede sorprenderse al ver nombres como los de Nico González, recién fichado por la Fiorentina o el lateral derecho Molina, pero son esos nombres los que han ido posicionándose como el relevo más sano y solvente de Argentina junto a figuras de más peso (Paredes, Lo Celso, De Paul, etc.).
El favoritismo recae sin lugar a dudas en la Seleção, ya sea por el tiempo de maduración del proyecto de Tite, la localía brasileña arrebatada a última hora a Colombia y Argentina por razones políticas y sanitarias o por los arbitrajes, siempre polémicos en esta región del planeta. El estado del terreno de juego será un enemigo común para ambos y las refriegas están garantizadas en un torneo que se caracteriza más por el fútbol subterráneo que por el juego de salón. La ausencia del sancionado Gabriel Jesus la podrá suplir Lucas Paquetá, que con la colaboración de Neymar puso la rúbrica en los pases a semifinales y la final con sendos goles ante Chile y Perú. El resto, Richarlison, Everton, Fred, Danilo... forman el grupo de aliados habituales de Neymar, que quiere una nueva Copa América ante los nuevos socios de su amigo y principal rival por el trono de mejor jugador del mundo.

Los jugadores de Brasil celebran el gol de Paquetá

Fuente de la imagen: Getty Images

Mundial
VÍDEO | La espectacular parada de Szczesny al penalti de Messi cuando el partido iba 0-0
HACE 10 HORAS
Mundial
Canelo rectifica y pide perdón a Messi tras sus amenazas: "Me dejé llevar por la pasión"
HACE 12 HORAS