EFE

Dortmund-Bayern: Doblete en el primer año de Guardiola (0-2)

Dortmund-Bayern: Doblete en el primer año de Guardiola (0-2)
Por Eurosport

El 17/05/2014 a las 22:59Actualizado El 17/05/2014 a las 23:35

El Bayern Múnich conquistó la DFB Pokal después de derrotar al Dortmund en una emocionante final que se decidió en la prórroga. Arjen Robben consiguió decantar la balanza al comenzar la segunda mitad de la prórroga, y Thomas Müller sentenció a los de Jürgen Klopp con un nuevo gol en el descuento.

LA FICHA DEL PARTIDO

0 - Dortmund: Weidenfeller; Piszczek, Sokratis, Hummels, Schmelzer; Jojic (Aubameyang, 83), Sahin; Mkhitaryan (Kirch, 60), Reus, Grosskreutz (Hoffmann, 110); Lewandowski.

2 - Bayern: Neuer; Boateng, Martínez, Dante, Rafinha; Lahm (Ribéry, 31, Pizarro, 109), Höjbjerg (Van Buyten, 102); Robben, Kroos, Götze; Müller.

Goles: 0-1, m.107: Robben, 0-2, m.120: Müller

Árbitro: Florian Meyer. Amonestó a Kroos, Höjbjerg, Boateng.

Incidencias: Final de la DFB Pokal disputada en el Olímpico de Berlín ante 76.197 espectadores.

El Bayern se impuso por 0-2 en la final de la DFB Pokal al Dortmund, con goles logrados en la prórroga por Robben y Müller, con lo que el equipo de Pep Guardiola se despide de la temporada con el doblete, después de haber ganado previamente la Bundesliga. El Bayern salió al campo jugando prácticamente un 3-4-3, con una línea de tres en defensa formada por Boateng, Martínez y Dante y, por delante de ellos, otra línea de cuatro hombres con el danés Höjbjerg, Lahm, Kroos y el brasileño Rafinha.

En el ataque estaban Müller, Robben y Götze. Posteriormente el cambio obligado por lesión de Lahm, entró Ribéry, obligó a Pep Guardiola a modificar un poco el esquema. La renuncia a un nueve puro ya la había insinuado Pep Guardiola previamente, al dejar fuera de la convocatoria al croata Mandzukic por decisión técnica. En defensa, la lesión a última hora de Alaba obligó a realizar modificaciones que terminaron teniendo mucho de experimental pues el Bayern nunca había jugado con una defensa de tres.

Pep Guardiola arriesgó con su apuesta -sobre todo con la renuncia a Mandzukic, y al final el resultado le dio la razón y el único lunar que queda en su primera temporada en Alemania fue la semifinal de la Champions League contra el Real Madrid. El Bayern tuvo su primera ocasión en el minuto 3, con un remate de Müller al cuerpo de Weidenfeller a pase a Robben. Luego, en el 6, Robben también tuvo una oportunidad al recibir un buen pase de Höjbjerg pero su remate salió demasiado débil.

Pese a esas dos ocasiones iniciales, que podían hacer esperar un vendaval ofensivo en los minutos siguientes las jugadas de área fueron escasas. Los dos equipos se enzarzaron en una lucha por el centro del campo, con muchas pérdidas de pelota y sólo esporádicamente lograron acercarse a las áreas contrarias. De parte del Dortmund, la mejor ocasión en el primer tiempo la tuvo Lewandowski, ya en el minuto 45, con un remate por encima de la portería desde un ángulo bastante cerrado.

Ya en la segunda parte, el partido se desatascó un poco y hubo más aproximaciones al área, pero las ocasiones claras siguieron siendo escasas en buena parte porque los centrales de los dos equipos -ante todo Martínez del lado del Bayern y Hummels del lado del Dortmund- estuvieron bastante oportunos en los cierres. Del lado del Bayern, la mejor ocasión la tuvo Müller en el 56 cuando recibió un gran centro de Ribéry en el área pequeña y estrelló el balón contra el cuerpo de Weidenfeller. La mejor llegada del Dortmund se dio en el 64 cuando Dante salvó sobre la raya ante un cabezazo de Hummels tras una falta lanzada por Sahin y prolongada por Lewandowski

El primer tiempo de la prórroga, empezó con una buena ocasión de Kirch, en el 91. En el comienzo de la segunda parte, el Bayern se fue adelante por intermedio de Robben, que derrotó a Weidenfeller con un disparo a quemarropa. En el minuto 112, el mismo Robben tuvo el segundo en sus pies pero falló increíblemente al rematar con todo el tiempo del mundo contra el cuerpo de Weidenfeller. En una fase final muy intensa, el Bayern logró sentenciar cuando, ya en los últimos instantes, Müller logró capitalizar un contragolpe.