Y es que si Thiago se caracteriza aparentemente por ser un niño tranquilo y calmado, Mateo, el segundo hijo de Messi y Antonella, es todo lo contrario: un torbellino que no para quieto.
Mateo se subió por las butacas del palco, chinchó a su hermano y alentó como el que más a la albicelete.
Fútbol
Pochettino, sobre la renovación de Mbappé: "En ningún caso me habló de eso"
HACE 2 HORAS
Al término del partido, en la zona mixta, preguntaron a Messi precisamente por su hijo y no le sorprendió su actitud. "Cuando tiene mucho tiempo libre se aburre y empieza a hacer cagadas", dijo en broma, para añadir luego: "Contento que estén ahí, disfrutando. Ellos también están disfrutando de esta Copa América".
Mercado de fichajes
El dilema del Real Madrid con Kubo: ¿Caja o futuro?
HACE 4 HORAS
Fútbol
Villareal y Levante empatan en un encuentro de pólvora mojada
HACE 5 HORAS