El delantero vilipendiado, ridiculizado en redes, atormentado por las amenazas a su mujer e hijos, respondió a todo con un golazo de delantero bueno cuando los chuzos caían de punta. Su despliegue físico y su intangible labor invisible en el desgaste de la defensa croata, bajando balones, tirando desmarques, corriendo por tres no hubiese valido de nada sin esa diana que marcó la diferencia en la prórroga. Morata, como España, se levantó.
En los muchos guiones que tuvo el partido, nadie esperaba el fuego amigo de Unai Simón, tras el esperanzadior arranque español. El portero del Athletic protagonizó la pifia de la Eurocopa en un pase para la injusta estadística de Pedri. A España le temblaron las canillas hasta que Koke y Sarabia decidieron zarandear a sus compañeros. España se levantó.
Le dio la vuelta al marcador y vio la portería que debió haber perforado mucho antes. Entre que Rebic se fue a cambiar las botas y Guardiol vino a beber agua, Croacia ya había encajado tres. Entonces, Luis Enrique erró los cambios y la Selección lejos de cerrar el partido permitió a los croatas crecerse bajo la batuta de Modric. Dos goles en cinco minutos que mostraron a las claras la falta de jerarquía en el centro de nuestro defensa y una endeblez que no se perdonará en siguientes instancias de la competición. España se levantó.
Clasificación Mundial UEFA
¿Lo sabías? Kosovo-España y el partido más incómodo para la diplomacia española
06/09/2021 A LAS 12:25
El inicio de la prórroga, con la resaca de la igualada croata, invitaba al tembleque, pero entonces emergió la figura de Unai Simón. Se olvidó de su error y se acordó de sacar el genio, la rabia. Unai, como España, con grandeza se levantó.
La salida de Dani Olmo dio otro brío a su banda. Sirvió dos balones maravillosos para los goles de Morata y Oiarzabal. A Modric, que ya no podía ni con su alma, se le cayó la batuta y a Croacia se le acabaron las fuerzas.
La gloria asoma a tres partidos. Cuando los cuchillos ya volaban, se ha recuperado la sonrisa del goleador y del portero. Siguen siendo más los argumentos para temblar que para soñar, mucho más después de ver el partidazo entre Suiza y Francia, también desatados.
El 28 de junio de 2021 pasará a la historia como un monumento al fútbol de selecciones en una Eurocopa, con dos partidazos históricos, trepidantes, un vaivén de emociones, de sorpresas y de todos los misterios indescifrables que esconde el deporte más maravilloso jamás inventado. Catorce goles en dos partidos. Una locura maravillosa.
A todos aquellos que les molesten los partidos de selecciones durante la temporada, que se acuerden de esta fecha histórica. Hay licencia para soñar, la sorprendente Suiza será nuestro rival en cuartos de final, tras el fallo de M'Bappé en la suerte suprema. Mientras España se levante...

Resumen Croacia-España: Levantarse y creer

Clasificación Mundial UEFA
Las cuentas de España para no caer a la repesca: 'Salvados' gracias a Grecia
02/09/2021 A LAS 21:53
Clasificación Mundial UEFA
¿Lo sabías? El padre de Guardiola no quiere ver a su hijo como seleccionador español
26/08/2021 A LAS 12:35