La selección italiana se ha revelado en esta Eurocopa como el mejor equipo del continente... y como un férreo defensor de las cábalas. Cuando el autobús del equipo se olvidó al delegado Gianluca Vialli antes de desplazarse al partido ante Suiza se gestó un ritual que se mantuvo hasta la final, y en el partido decisivo en Wembley fue Chiellini el que desenterró una superstición con denominación de origen bilardista para gafar a Bukayo Saka. El joven extremo del Arsenal falló y se le vino el mundo encima, pero es probable que no supiera que el central de la Azzurra había proferido el grito "¡Kiricocho!" mientras se dirigía al punto de penalti.

Gareth Southgate y Bukayo Saka

Fuente de la imagen: Getty Images

La leyenda de Kiricocho se remonta a 1982, pero no al Mundial de España, sino al Torneo Metropolitano del fútbol argentino, donde ejercía como entrenador de Estudiantes un joven Carlos Salvador Bilardo. El técnico argentino sólo hizo referencia a Kiricocho en una ocasión: "Era un muchacho de La Plata que siempre estaba con nosotros, y que como ese año salimos campeones (en referencia a 1982) lo adoptamos como amuleto. Era un buen pibe pero después ya no lo vi más. La última vez que estuve dirigiendo a Estudiantes (2003-04) pregunté por él y nadie sabía nada", dijo en sus únicas declaraciones hechas al respecto y recogidas por TyC Sports.
Clasificación Mundial UEFA
Italia-Lituania: Goleada para reafirmarse en lo más alto (5-0)
08/09/2021 A LAS 18:30
La particularidad de Kiricocho respecto a cualquier otra cábala es que su función era la de atraer la mala suerte para el rival en lugar de atraer la buena para el propio equipo. Cada vez que Estudiantes jugaba en casa, el joven gafe esperaba al rival vestido con sus colores para recibir y dar palmadas de ánimo a sus jugadores. En las segundas partes, Kiricocho visitaba la zona del estadio en la que se encontraba la afición rival para llevar la mala fortuna con él, e incluso se apunta que Bilardo incluso llegaba a enviarlo de forma puntual a los entrenamientos previos de los oponentes en los días laborables. Estudiantes ganó el título ese año y el mito de Kiricocho pasó a formar parte de la historia del folclore futbolístico argentino.
El carácter supersticioso de Bilardo ha quedado recogido en miles de anécdotas contadas por los futbolistas que han estado a sus órdenes tanto en Argentina como en España, y Kiricocho fue una de las que cruzó el Atlántico para quedarse en Europa tras su paso por el Sevilla. Fueron Diego Armando Maradona y Diego Simeone quienes empezaron a utilizarlo en su etapa en el Sevilla a principios de los 90. Otra figura clave en la expansión de Kiricocho fue Rubén Cousillas, el asistente de Manuel Pellegrini, que empezó a utilizarla cuando ambos estaban en el banquillo del Villarreal.

Carlos Bilardo y Diego Maradona, con la selección de Argentina

Fuente de la imagen: From Official Website

Allí la escuchó Joan Capdevila, que la hizo suya y la utilizó cuando Arjen Robben se plantó solo ante Iker Casillas en la final del Mundial 2010. El resultado, de sobras conocido, terminó con el milagroso pie del portero español desviando el disparo del neerlandés, que no daba crédito ni tampoco sabía lo que le había gritado Capdevila unos metros por detrás de él. Kiricocho ha pasado a formar parte del acervo popular en Europa y es común que se escuche esa palabra proferida por delanteros y porteros en ambas direcciones, como se comprobó en la última Champions League, cuando el sevillista Bono se lo gritó a Haaland y éste le respondió lo mismo, quién sabe si conociendo el significado de la leyenda o no.
Carlos Salvador Bilardo es una de las figuras de la historia del fútbol con mayor pasión por las supersticiones de todo tipo, pero Kiricocho parece ser la que más ha calado en todo el mundo. En esta Eurocopa, Chiellini invocó el gafe más popular del deporte rey para que su influjo perjudicara a Saka. Exista o no el gafe, la única realidad es que Gianluigi Donnarumma detuvo ese penalti y hoy Italia es campeona de Europa.
Clasificación Mundial UEFA
Inglaterra-Andorra: Lingard dirige un plácida victoria
05/09/2021 A LAS 15:57
Eurocopa 2020
De tocar fondo a alcanzar la gloria: La admirable reconstrucción de Italia
12/07/2021 A LAS 15:59