Uno de los principales motivos por los que el Real Madrid quiere confiar su dirección deportiva al portugués Luís Campos es su ojo clínico para detectar oportunidades de mercado sin hacer caso a titulares de prensa ni tendencias en redes sociales. Cuando se anunció el fichaje de Burak Yilmaz por el Lille, pocos habrían podido predecir que se iba a convertir en el segundo máximo goleador del continente con 35 o más años (sólo Cristiano Ronaldo superó sus 16 goles en 28 partidos). La Ligue 1 francesa ha presenciado el renacer de un delantero sobre el que había pocas expectativas por parte de la afición, pero que en realidad nunca ha bajado el pistón goleador desde la discreta segunda línea mediática del fútbol turco.
En la Süper Lig otomana, Burak ha mantenido un cartel más que notable defendiendo las camisetas de Galatasaray (65 goles), Trabzonspor (83) o Besiktas (30). Entre los grandes de Turquía sólo su etapa en el Fenerbahçe (donde coincidió con Luis Aragonés) puede ser cuestionada. Su salida rumbo al Beijing Guoan chino en 2016 pudo haber supuesto la salida definitiva del radar, pero aún tendría una nueva etapa de vuelta en Turquía desde 2017 y la más reciente en Francia con el vigente campeón, su primera experiencia en una de las cinco grandes ligas europeas.

Previa 60" Turquía-Italia: Roma alza el telón de la Euro 2020 (21:00)

Champions League
Arsenal-Galatasaray: Welbeck luce como nunca (4-1)
01/10/2014 A LAS 18:35
Italia vela armas para su debut ante Turquía con los ojos puestos en Hakan Çalhanoglu, al que se conoce de sobra al jugar en el Milan, o el central de la Juventus Merih Demiral, pero Roberto Mancini sabe que el verdadero peligro lleva el dorsal 17 y responde al nombre de Burak. Los despachos de la Serie A también tienen su nombre en cartera, con la Roma de José Mourinho y la Fiorentina buscando exprimir las últimas gotas de pugna innegociable y gol que aporta el ariete turco.
Sus imágenes durante la celebración del título de liga francés sin poder contener la emoción dieron la vuelta al mundo, personificando la lucha de un veterano de guerra que vivió dos meses lesionado entre enero y marzo, frustrado por no poder contribuir como de él se esperaba. Aunque hubiera costado dos millones de euros, aunque la responsabilidad ofensiva debiera recaer en Yusuf Yazici o Jonathan David, Burak aún tenía cosas que decir, y sus siete goles en las siete últimas jornadas de Ligue 1 terminaron por ser decisivas para mantener el esprint final del todopoderoso PSG y alzar el título por primera vez en diez años para los dogues.

Burak Yilmaz (Lille)

Fuente de la imagen: Getty Images

Nunca olvidaré este campeonato. Estoy muy feliz de no haberme equivocado".
Desde Turquía, el seleccionador Senol Gunes seguía sus actuaciones desde la normalidad de quien estaba convencido de que su estrella nunca se llegó a apagar. Ahora, cuando el telón de la Eurocopa está a punto de alzarse, Burak vestirá los colores rojo y blanco de la selección encarnando la mayor amenaza que tendrá enfrente Roberto Mancini. Al seleccionador de la Azzurra tampoco hay que presentarle sus credenciales, ya que lo entrenó durante su etapa en el Galatasaray, por lo que está prevenido.
Burak es un jugador al que quiero mucho, pero espero que no marque contra nosotros".
Burak se perfila como uno de los veteranos que más titulares acaparará en Europa durante el próximo mes de fútbol de selecciones, y tras la Eurocopa el Lille espera seguir celebrando. Es más que probable que esos dos millones desembolsados por Luís Campos se terminen multiplicando (entre 15 y 20 millones se mueven las ofertas por él) durante el próximo mercado, cuando el guerrero renacido pueda firmar un último gran contrato que, por fin, ponga justicia a su carrera y le aporte un plus de competitividad para su siguiente gran objetivo: llevar a Turquía al Mundial 2022.
Eurocopa 2020
Ancelotti espera a 'El Renacido' Bale, que es "absolutamente feliz con Gales"
17/06/2021 A LAS 19:00
Eurocopa 2020
Italia-Suiza: Locatelli desata la euforia y clasifica a la azzurra
16/06/2021 A LAS 20:52