Ficha técnica

Real Madrid: Navas (Courtois, 46’); Carvajal (Odriozola, 46’), Nacho, Ramos (De la Fuente, 65’), Mendy (Marcelo, 46’); Lucas (Isco, 46’), Kroos (Fidalgo, 65’), Modric (Seoane, 65’), Hazard (Bale, 46’); Jovic (Varane, 16’) y Benzema [Asensio, 46’ (Vinícius, 65’)]
Arsenal: Martínez; Maitland-Niles, Chambers, Sokratis, Kolasinac; Mkhitaryan (Nelson, 75’), Willock (Monreal, 46’), Xhaka, Aubameyang (Burton, 75’); Özil (Saka, 74’) y Lacazette (Nketiah, 74’)
Mundial
El interés del Madrid en Enzo Fernández y el encuentro Xavi-Endrick, nombres del día
AYER A LAS 09:52
Goles: 0-1, Lacazette, de penalti (10’); 0-2, Aubameyang (24’); 1-2, Bale (56'); 2-2, Asensio (59').
Penaltis: 0-1, Nelson, gol; 0-1, Bale, para Martínez; 0-1, Xhaka, para Courtois; 1-1, Isco, gol; 1-2, Saka, gol; 2-2, Varane, gol; 2-2, Monreal, al palo; 3-2, Vinícius, gol; 3-2, Burton, falla.
Árbitro: Timothy Ford (EE. UU.) Amonestó a Carvajal (25’). Expulsó por doble amonestación a Nacho (4’ y 8’) y Sokratis (38’ y 40’)
Estadio: FedEx Field.

Personajes

Gareth Bale. Indescifrable hasta el extremo, decisivo ante la portería contraria y salvador en la propia. Con todas sus contradicciones y toda su genialidad, Bale esta vez no se autodescartó y volvió a demostrar que, sin generar la mejor química con sus compañeros, mantiene un olfato goleador que le da la vida a un Real Madrid aún dependiente de semejantes niveles de inspiración. Sus 45 minutos de calidad en bruto revalorizan al galés de cara a su salida, al tiempo que hará dudar a más de un aficionado sobre la idoneidad de dejar marchar a un jugador así.

Zinédine Zidane y Gareth Bale (Real Madrid)

Fuente de la imagen: Getty Images

Marco Asensio. Si Bale tuvo 45 minutos de arrebato inspiracional, Asensio dispuso de 20 minutos de furia. Castigado por la opinión pública sobre su dejadez en la recta final de la temporada anterior, Asensio volvió a demostrar la potencia que guarda en sus botas, contribuyendo notablemente a la remontada blanca. Su lesión en el minuto 60 dejó helados a los madridistas presentes en Landover y a los que seguían el partido en la madrugada española. Cortó de raíz sus ansias de reivindicación.
Alexandre Lacazette. La dupla que forma el delantero francés con Aubameyang ya fue una de las más peligrosas de la Premier League la temporada pasada y no parece que vaya a cambiar de cara a la presente. Su toque con la suela para habilitar al gabonés en el 0-2 es de alta escuela, así como la ejecución del penalti, ajustando al máximo el balón al lado derecho de Navas.

Nudo

No se ha cumplido aún la primera semana de pretemporada en el Real Madrid y ya da la impresión de que sus partidos son montañas rusas impropias de estas alturas del verano. Una victoria blanca insuflaría los ánimos de una afición necesitada de alegrías en los últimos tiempos, a la vez que una derrota abriría la caja de Pandora, sin que nadie tenga garantizado salvarse en el caos que se desataría.
En ese desquiciado escenario apareció el descarado Arsenal de Unai Emery, con un cuarteto de atacantes de pie fino liderado por el dúo Aubameyang-Lacazette, diablos para cualquier defensa y, en esta ocasión, para Nacho, que enfiló los vestuarios antes del minuto 10, expulsado tras dos amarillas casi consecutivas, causando un penalti con la última por una mano tan inevitable como absurda. Desde los 11 metros no perdonó Lacazette, y un rato después, el francés se puso el frac para asistir con la suela a Aubameyang, que sólo tuvo que recortar a Navas para poner a placer el 0-2.
El Madrid se mostraba totalmente noqueado, contra las cuerdas a merced de un Arsenal convencido de su capacidad. Para mayor desesperación del aficionado que quiere ver caras nuevas, Zinédine Zidane retiró a Jovic para devolver cierto orden a la línea defensiva con Varane. No pintaba nada bien la tarde-noche estadounidense hasta que Sokratis entró en una locura individual que lo llevó a sumar dos amarillas en dos minutos, igualando el número de efectivos sobre el verde.
Tras el descanso se vio al Madrid guerrero con la entrada de tres clásicos como Isco, Asensio y Bale. Estos dos últimos se echaron el equipo a la espalda y empezaron a arrinconar al Arsenal, que no sabía por dónde le llegaba el vendaval. El empate llegó en un visto y no visto, el Real Madrid había entrado en calor y ahora el que lo veía todo oscuro era Unai Emery en el banquillo inglés, pero llegó la lesión de Asensio y echó nuevamente hielo al partido.
Con todo igualado, los últimos minutos se convirtieron en un correcalles en el que el resultado pudo caer de cualquier lado. Bale pudo haber hecho el 3-2 a pase de Vinícius y evitó poco después el mismo resultado favorable al Arsenal salvando un balón prácticamente bajo palos, reconvertido el galés en el deus ex machina salvador del Madrid. Unai Emery dio paso a su camada de jóvenes cañoneros y Nketiah estuvo a punto de decantar la balanza en dos ocasiones, negada una por un gigante Courtois y la segunda por un giro excesivo del cuello cuando su remate de cabeza clamaba por convertirse en gol. En definitiva, el frenesí de Real Madrid y Arsenal en pleno mes de julio se decidiría desde el punto de penalti.
La tanda de penaltis no estuvo exenta de drama, comenzando el Madrid a contracorriente tras errar Bale su primer disparo. Courtois enmendó la plana rápidamente negándole el gol a Xhaka y Monreal puso involuntariamente al Madrid por delante tras encontrarse con la madera. El imberbe Burton terminaría por poner la puntilla al extraño partido de pretemporada en el que los blancos mostraron, una vez más, lo mejor y lo peor de su repertorio, dos extremos demasiado afilados para el gusto de Zidane.
La Liga
Confirmados los horarios de la primera jornada post-Mundial con el derbi barcelonés
21/11/2022 A LAS 15:26
Mundial
Ansu Fati llena de ilusión las portadas, Nacho a la MLS y Endrick, nombres del día
18/11/2022 A LAS 07:21