La polémica no podía faltar en un Clásico por mucho que el factor ambiental no estuviera presente. En el ecuador de la segunda mitad, un saque de esquina favorable al Real Madrid terminó con un agarrón de Clément Lenglet a Sergio Ramos que el colegiado revisó en el VAR. Tras varios minutos de duda, finalmente se concedió la pena máxima.

El agarrón del francés existió, pero en la repetición había dudas tras la forzada caída de Ramos. Ante la evidencia de la imagen, Lenglet recibió la tarjeta amarilla tras la revisión y las constantes protestas de los jugadores del Madrid. Desde los 11 metros Ramos no perdonó y batió a Neto con un disparo ajustado en una de sus mayores especialidades.

Champions League
Antonio Conte: La necesidad de dar un paso adelante
HACE 2 HORAS

Clément Lenglet (Barcelona) y Sergio Ramos (Real Madrid)

Fuente de la imagen: Eurosport

Champions League
La maldición y la noche soñada del Madrid en el Giuseppe Meazza (21:00)
HACE 3 HORAS
Fútbol
67 años del 3-6 que cambió el fútbol
HACE 5 HORAS