Como si del curioso caso del doctor Jekyll y Mr Hyde se tratase, el Madrid ha ofrecido dos caras totalmente opuestas a lo largo de la temporada que hacen que el único calificativo que se le pueda poner al conjunto de Zidane sea una enorme interrogación.

Capaces de lo mejor y lo peor, el equipo capitalino ha logrado vencer a los rivales más duros de LaLiga, como Barça, Atlético y Sevilla, como de ceder en casa ante Cádiz y Alavés ofreciendo una imagen absolutamente diferente a la exhibida ante los equipos anteriormente citados.

Fútbol
¿Lo sabías? La diferencia horaria evitó el fichaje de Haaland por el United
HACE 4 HORAS

Algo similar ha ocurrido en la Champions League, de doblegar con un recital futbolístico al Inter en el Giuseppe Meazza y hacer lo propio con los italianos en el Di Stéfano a verse claramente superados por el Shakhtar en ambos partidos de la fase de grupos.

Real Madrid

Fuente de la imagen: Getty Images

Las claves de la irregularidad

Esta temporada atípica ha tenido consecuencias directas en el rendimiento del conjunto de Chamartín. La más reseñable ha sido el continuo vaivén que ha habido en la enfermería. Piezas muy importantes, como Hazard, Sergio Ramos, Carvajal o Fede Valverde, no han podido acompañar al equipo en tramos importantes y comprometidos, y eso ha tenido su lógica repercusión sobre el terreno de juego.

Esto ha estado directamente implicado en el segundo punto, la obligación de experimentar de Zidane. Ante tanta ausencia, el técnico francés ha tenido que tirar de ingenio para completar el once en muchas ocasiones. Algunas pruebas han salido a la perfección, como la de Lucas Vázquez como lateral, pero otras han dejado bastantes dudas, principalmente la composición de la delantera.

El rendimiento de algunos jugadores también ha afectado. Mientras que algunos, como Modric, Kroos o Benzema, han dado un paso al frente para llevar al equipo un escalón arriba otros no han logrado consolidarse pese a contar con múltiples oportunidades. Asensio, Vinicius, Militao y Marcelo son los ejemplos más claros. Dichos jugadores han gozado de varias titularidades y minutos gracias a la plaga de lesiones y bajas blancas, pero sus decisiones, acierto o rendimiento no ha sido el esperado y el equipo se ha visto bastante resentido con ellos sobre el terreno de juego.

El resumen del Madrid-Atlético: Zidane tiene mucha vida

¿De defenestrados a candidatos?

Lo cierto es que hace dos semanas nadie apostaba por que el Real Madrid se alzara con un título a final de temporada, incluso la opción de que terminara jugando Europa League no estaba tan lejana.

Pero tras esta semana fantástica, los blancos han presentado su firme candidatura para lucha el campeonato liguero hasta el final. Además, han logrado clasificarse como primeros de grupo en Champions League, evitando a varios ‘cocos’ para octavos de final.

Tampoco hay que olvidar que el equipo ya ha tenido más vaivenes futbolísticos como este, y que cabe la posibilidad de que vuelvan a caerse como sucedió tras la imperial victoria de los blancos en el Camp Nou.

Las aspiraciones del Real Madrid en el presente curso pasan principalmente por la regularidad, de ser capaces de mantener la imagen exhibida en el Clásico, el derbi o el Giuseppe Meazza durante varios partidos consecutivos para demostrar que el buen momento de los de Zidane se ha convertido en un estado y no en una moda.

La primera oportunidad de asentar que van en serio será ante el Athletic Club, un comprometido encuentro ante un gran equipo muy necesitado de puntos que hará sudar al conjunto de la capital si quiere lograr la victoria. Este triunfo supondría seguir sumando, aumentando la presión sobre Atlético de Madrid y Real Sociedad, así como no ceder la ventaja ante el Barcelona.

REAL MADRID-ATHLETIC CLUB EN DIRECTO ONLINE

La Liga
¿Lo sabías? El desalojo del Bernabéu y el partido de los 6 minutos
04/01/2019 A LAS 15:42
Champions League
Gasperini ya calienta el Madrid-Atalanta ¡dos semanas antes!
HACE UN DÍA