Carlo Ancelotti ya es entrenador del Real Madrid. El italiano cumplirá su segunda etapa como técnico madridista, algo que ha sorprendido muchos. Empezando por un vestuario que no lo esperaba y siguiendo por gente del club que sabía que Carletto estaba en la lista, pero en una posición rezagada, concretamente era la quinta alternativa que barajó Florentino desde el inicio. Sorprende especialmente porque el técnico designado debía asumir una "limpia" en el vestuario que Ancelotti, por la estrecha relación que tiene con los veteranos del equipo, parece difícil que asuma. Esta era la nómina de entrenadores que barajaba el presidente y las razones por las que acabó siendo elegido Ancelotti y no sus cuatro predecesores.

Massimiliano Allegri

Eurocopa 2020
Divorcio entre España y su afición: Más Azpilicuetas y menos Moratas
AYER A LAS 14:10
No solo era el mejor colocado de la lista, si no que además había llegado a un acuerdo con el técnico italiano para cerrar su contratación por las próximas tres temporadas. Después de rechazar dos ofertas del Real Madrid anteriormente, 'Max', que llevaba dos temporadas fuera de la circulación sin entrenar, había dado el sí a José Ángel Sánchez en el caso de que Zidane decidiese marcharse del club. El problema es que cuando Zizou comunicó su adiós, Allegri se desdijo y dejó plantado al Real Madrid para marcharse de nuevo a la Juventus. Un feo gesto del técnico transalpino que presumía de tener palabra, al rechazar la oferta blanca en ocasiones anteriores, y que ahora ha quedado retratado con su plantón a los blancos.

Mauricio Pochettino

Una vez que Allegri plantó al Real Madrid, el hombre que Florentino quería para el banquillo era el rosarino Mauricio Pochettino. Después de no ganar la Champions, perdiendo en semifinales ante el City, y lo que molestó más en el club, no ganar la Ligue 1 que se llevó el Lille, el Real Madrid se planteó su fichaje. Su relación con el director deportivo del PSG, Leonardo, no es la mejor, lo que invitaba a pensar que podía salir. Sin embargo, los blancos no querían generar un conflicto con el jeque ni con Al-Khelaifi en un verano en el que se viene un pulso con el club francés por el tema Mbappé. Pochettino, que ya ha desperdiciado dos oportunidades, tendrá que esperar.

Banquillos calientes: Madrid y Barça buscan sustitutos a Zidane y Koeman

Antonio Conte

Un técnico de mano dura, como los que gustan a Florentino Pérez para someter a un vestuario que siempre le ha dado problemas. El interista se desligaba de su club el mismo día que Zidane del Real Madrid, lo que provocó un contacto del club blanco y el técnico. Sin embargo, los encontronazos con la dirigencia del Chelsea y del Inter invitaban a no apostar por un técnico de mucho carácter en un momento de renovación en la plantilla madridista. Además, jugadores como Courtois o Hazard veían en él una amenaza, más allá de que Sergio Ramos le hubiese vetado en un su día cuando estuvo cerca de fichar por el Real Madrid. Hubo contactos, pero nunca oferta.

Raúl

El mito del Real Madrid terminará sentado en el banquillo del Real Madrid más temprano que tarde. Pero Florentino es consciente de que esta etapa de obligada renovación con pocos fichajes y una economía condicionada por la pandemia, podía desgastar al actual entrenador del Castilla. La plantilla necesita una limpia y Florentino entiende que Raúl no debe desgastarse en esa tarea que será farragosa y puede salpicar al eterno 7. Raúl ha descartado una oferta del Eintracht para quedarse en el club esperando que le llegue su momento.

Carlo Ancelotti: la intrahistoria

Hace cinco días que el Real Madrid comenzó a valorar esta posibilidad y se puso en contacto con él, a través de José Ángel Sánchez, para conocer su predisposición. Carletto dirigía al Everton, pero el italiano no dudó ni un segundo a la hora de aceptarlo. Habló con el Everton, que en ningún momento puso problema al ver que el italiano estaba volcado con la opción de regresar al club blanco. Sorprende, sin embargo, que Ancelotti haya sido el elegido después de la forma en que se marchó del club en su día. Un técnico que fue despedido en su día, con un año de contrato por delante, debido a su "mano blanda", su complacencia con el vestuario y acusado de "tener al equipo poco trabajado". Y ahora llega con la tarea de revitalizar a un grupo en el que además tiene la tarea de realizar una limpia generacional.
Ancelotti sufrió un encontronazo con Florentino por culpa de Bale que explica en su libro 'Liderazgo tranquilo': "El presidente quería hablar conmigo al final del entrenamiento de aquel día. Aquello era insólito. Cuando fui a ver al presidente, me dijo que el agente de Gareth Bale había estado en su despacho para hablar de la ‘situación’ del jugador. [...] El agente decía al presidente que Bale no estaba contento dónde jugaba. Quería jugar más en el centro. El presidente me preguntó qué íbamos a hacer y yo le dije: ‘nada. Desde aquel momento la relación con el presidente ya no fue la misma”. Pese a ello Ancelotti elogiaba a Bale: "Bale tenía cualidades fantásticas, de categoría internacional, y lo único que hacía yo era ayudarlo a comprender toda la fuerza que poseía, para que pudiera sacar al exterior todo su potencial y, por cierto, yo estaba más cualificado que su agente o que el presidente para ayudarlo en ese aspecto”.
Y dejaba una frase inquietante: "Florentino tuvo para mí muchas palabras amables, pero yo sabía por otra parte que él mismo había sido responsable de la contratación y despido de nueva mánagers en los doce años de sus dos presidencias”. Carletto sabe con lo que lidia, por tanto, y adonde llega. Está por ver si es capaz de realizar la limpia que necesita el Real Madrid
Fútbol
No hay tiempo que perder, Ancelotti ya trabaja en Valdebebas
AYER A LAS 21:24
Eurocopa 2020
"Si no convocas a nadie del Madrid, tienes un problema antes de empezar"
AYER A LAS 19:02