Hasta 14 enfrentamientos vivió como defensa del equipo azulgrana entre los años 1989 y 1995, sin embargo, no se puede decir que el balance sea positivo para el exjugador holandés y actual entrenador de la entidad culé. Cinco victorias, cuatro empates y cinco derrotas (una de ellas vista desde el banquillo, ya que estuvo convocado, pero no salió al campo), fue la cosecha con la camiseta del Barcelona, donde alternó grandes tardes de fútbol con otras de ingrato recuerdo.

Una de ellas precisamente tuvo al otro lado al ‘Cholo’ Simeone, que le endosaba en la Copa del Rey de 1995, un 1-4 a los catalanes en el Camp Nou, donde el técnico del Atlético de Madrid convertía un penalti que ponía el empate (1-1) provisional. Anteriormente, esa misma temporada, la victoria en el campeonato doméstico había ido a parar a los culés en un trepidante encuentro que acabó con 4-3 a favor del Barcelona.

La Liga
¿Lo sabías? Messi, a punto de igualar un récord de Pelé de fidelidad y goles
HACE 16 MINUTOS

Un único gol de penalti es la cosecha de Koeman ante el Atlético de Madrid en el empate que protagonizaron ambos conjuntos en la campaña 92/93 (1-1) en un partido, en el que el central neerlandés acabaría expulsado cuando el cronómetro se acercaba al minuto 90. No fue la única vez que el técnico azulgrana no acabó en unos siempre tensos y emocionantes duelos ante los colchoneros, ya que dos años más tarde también era expulsado en la primera mitad de un choque que acabaría con 5-3 a favor de su equipo. Pero no todos los recuerdos de Koeman contra el Atlético de Madrid son malos, ya que sabe lo que es golear a los colchoneros a domicilio (1-4), en un choque donde Hristo Stoichkov conseguía un hat-trick en el año 1992.

Como entrenador, el balance de Koeman ante los colchoneros también es negativo en sus tres enfrentamientos como técnico del Valencia, con dos derrotas y una única victoria. Sin embargo, ese partido le sirvió para meter en la final de la Copa del Rey a un conjunto que acabaría levantando el título, aunque no sirviera para que el holandés se marchara por la puerta de atrás de Mestalla, enfrentamiento dialéctico incluido con Joaquín.

Una historia de partidos que pudo ser bien diferente si en 1989 hubiera fichado por el equipo rojiblanco, del que se habló que estuvo interesado en la contratación de Koeman, que finalmente recalaría en el Barcelona, donde se convirtió en leyenda, sobre todo tras marcar el gol ganador de la final de la Copa de Europa de 1992 en Wembley, frente a la Sampdoria. Un nuevo capítulo de la rivalidad entre el actual técnico azulgrana y el Atlético de Madrid se vivirá en el Wanda Metropolitano, con tres puntos importantísimos en juego.

Fútbol
Última hora del fútbol: Jesé y el PSG van a romper su contrato
HACE 5 HORAS
Fútbol
👍😄 La fórmula de Laporta para convencer a Messi: "Quiero devolverle su felicidad"
HACE 6 HORAS