Desde que Josep Maria Bartomeu malvendió a Luis Suárez al Atlético de Madrid para liberar masa salarial debido a la situación insostenible que sufrían las arcas del Fútbol Club Barcelona, el barcelonismo espera la llegada de un hombre que asuma el rol goleador del uruguayo. No solo por los goles que sumaba el charrúa, sino por ese perfil de delantero de área que permitía a Messi moverse con independencia a su espalda sabiendo que siempre tenía en el área a una referencia en la persona de Suárez.
El Barcelona ha echado en falta muchos de los 21 goles que ha marcado Suárez en el Atlético para hacerle campeón. Ya que ni Dembelé, ni Griezmann, ni Braithwaite han sido capaces de asumir el papel del uruguayo dentro y fuera del campo. La irregularidad de Dembélé ha provocado que el Barcelona lo haya puesto en el mercado buscando algún trueque para reforzar su ataque y deshacerse del francés. El problema es que ahora ha vuelto a caer lesionado en la rodilla en la Eurocopa y estará de baja varios meses, lo que hace imposible su salida en una operación en el mercado.

Sergio Agüero, mucho más que el amigo de Messi

Mercado de fichajes
El sueldo galáctico de Messi y el interés del Barça en Sterling, nombres del día
HACE 14 HORAS
Griezmann ha jugado de nueve falso en el Barcelona en muchos partidos, demarcación en la que no se encuentra cómodo porque la posición ideal de 'El Principito' es la que ocupa Messi. Lo ha demostrado con Francia, donde cada vez que viste la camiseta deslumbra con su talento y ve portería con facilidad. Hasta el punto de que está a un paso de convertirse en uno de los tres jugadores de la historia de la selección francesa con más goles. Thierry Henry suma 51 goles, por 46 de Olivier Giroud y 41 de Michel Platini. Griezmann está a tres tantos de igualar a Platini y subirse al podio de goleadores históricos del once galo. Nadie cuestiona a Griezmann en su país, mientras que en el Barcelona es un sospechoso habitual. Especialmente cuando lo alinean de 9 falso con Messi en su lugar favorito. El Barcelona también escucha ofertas por el exdelantero atlético, abierto a algún trueque interesante o a una jugada a tres bandas en la que pueda entrar un delantero de área más parecido a Luis Suárez.
Braithwaite no ha dado el nivel ni se espera que lo haga, por lo que se le busca una salida inmediata tratando de ingresar algo por su marcha. Laporta lo considera un fichaje de Bartomeu y como tal lo traspasará este verano. La Premier es la liga que más interés ha mostrado por él y en la que el Barcelona puede rentabilizar mejor su marcha. Mientras eso ocurre, Mateo Alemany y Joan Laporta han cerrado el fichaje de otros dos atacantes para tratar de hacer olvidar a Suárez y sumar goles a su arsenal ofensivo.
Sin embargo, ninguno de los dos reúne tampoco las características de 9 de área. El fichaje de Kun Agüero se planifica como coartada para asegurar la continuidad de Messi en el club, ya que además de compatriota y compañero de selección es amigo de Leo desde hace años. Pero Agüero es un segundo delantero, un mediapunta o un nueve falso ocasional que en el Manchester City brillaba llegando desde atrás o acompañando a Gabriel Jesús. Tiene gol y mucho talento, pero no es ariete que fije defensas.

Haaland, el casting del Barça y Morata, los nombres del día

Y por último, aparece la figura de Memphis Depay, quien llega por petición explícita de Ronald Koeman. El 10 de Países Bajos en esta Eurocopa se suma a la lista de delanteros del Barcelona, pero es un caso parecido al de Griezmann. Es el Messi holandés, el jugador que se mueve con libertad por todo el frente de ataque de su selección, pero lo hace con un 9 que fija a los centrales y hace el trabajo sucio delante: el gigante Veghorst. Así que todo apunta a que tendrá el mismo problema que Griezmann al verse desplazado a jugar en punta, recibiendo muchas veces de espaldas a la portería y tirando desmarques a los espacios en lugar de recibiendo el balón al pie, como estaba acostumbrado en el Olympique y como hace en la selección.
Todo ello explica que el Barcelona, como anunció Joan Laporta hace unos días antes de la asamblea de socios compromisarios, siga buscando cerrar al menos "3 o 4 refuerzos" en el mercado. Y que entre ellos se siga buscando la figura de un delantero de área que ocupe la plaza de Braithwaite y trate de hacer olvidar la figura de Luis Suárez. Parece difícil encontrar una plantilla en Europa con tanta calidad en ataque, un equipo con una nómina de atacantes tan contrastada como la del Barcelona, y, sin embargo, un equipo que eche en falta tanto a un jugador como Luis Suárez en su engranaje ofensivo.
Fútbol
Pochettino tiene trabajo en el PSG: La frialdad Messi-Mbappé, los descartados, la lesión de Ramos...
16/09/2021 A LAS 10:09
Champions League
Los miércoles de Antonio Sanz: La revuelta de Griezmann
14/09/2021 A LAS 20:30