Aún retumban las palabras de Jurgen Klopp, entrenador del Liverpool, minutos antes de arrancar el partido de ida de los cuartos de la Champions. "Jugar en Valdebebas será algo diferente a lo que hemos hecho hasta ahora. Esto es un campo de entrenamiento. Es como si visitáramos al United y jugáramos en su campo de entrenamiento". Palabras que respondió después del partido Zinedine Zidane categóricamente: "Es nuestro estadio y estamo muy orgullosos de jugar en el Alfredo Di Stéfano".
Zizou lo dice por convicción personal. El entrenador fue uno de los que más presionó para trasladar al equipo a jugar a Valdebebas con la llegada de la pandemia y aprovechando las obras en el Bernabeú. Y parece que los resultados le han dado la razón. Porque el Real Madrid ganó la Liga la pasada temporada venciendo en los seis partidos que disputó en su improvisado fortín a la vuelta el confinamiento. Los blancos se hicieron fuertes en su estadio y terminaron celebrando el título en su Ciudad Deportiva.
El Barcelona pisará por primera vez este sábado el césped del Alfredo Di Stéfano. Será el 18º escenario en el que se celebrará un Clásico del fútbol español. En Madrid arrancó jugándose en el histórico Hipódromo de Madrid, allá por 1902, para después disputarse en el estadio de O'Donnell entre 1914 y 1922, en el Estadio Chamartín hasta el 46, en el Estadio Metropolitano rojiblanco en 1946 y 1947 mientras se construía el nuevo coliseo madridista, en el Santiago Bernabéu hasta día hoy, y una solitaria final de Copa en el Vicente Calderón en el 74 en la que Cruyff no pudo jugar porque estaban vetados los extranjeros. El Bernabéu ha sido el escenario que más Clásicos ha vivido (98 con 5o victorias locales, 26 triunfos visitantes y 22 empates), mientras que en el Camp Nou se jugaban 87. Valdebebas se estrena, por tanto, en esta lista en la que aparecen también escenarios en sedes neutrales como Zaragoza, Valencia, Cádiz, Venezuela o Miami.
Fútbol
Última hora del fútbol | Haaland se reencuentra con el gol
05/10/2020 A LAS 17:35
Para muchos, este campo, que presenta las mismas medidas que el Santiago Bernabéu (105x68), no intimida a los rivales y eso favorece a los visitantes. Teoría que explicaría las derrotas en los últimos tiempos del Real Madrid como local ante Cádiz, Levante, Real Sociedad o Shakhtar, en la Champions. Uno de los que piensa así es el exentrenador del Castilla, Alejandro Menéndez: "El rival pasa de jugar un Bernabéu que asusta y la imagen cuando saltas al césped puede hacerte sentir pequeño, a jugar en un estadio más abierto, que no te acongoja tanto. Es buen campo para ser un visitante".
Sin embargo, para Zidane y sus chicos, jugar en el Di Stéfano es como hacerlo en la salita de casa. Es el lugar en el que se entrenan todos los días y el sitio en el que muchos han comenzado a vestir la camiseta del Real Madrid. Gente como Nacho, Carvajal, Lucas Vázquez, Casemiro o el mismísimo Vinicius, que pasó un periodo de adaptaciñon jugando en el Castilla de Solari a su llegada.
"Eso explica el cariño que tiene la plantilla a este campo que se aprecia en estas palabras de Casemiro : "En el vestuario el corazón nos lleva al Bernabéu, pero la cabeza al Di Stéfano. Lo que es bueno para el club es bueno para nosotros", advertía el brasileño.
Copa del Rey
Laporta le dice algo a Messi y así reacciona el argentino... ¿Se queda?
HACE UNA HORA
Fútbol
Tambores de guerra entre UEFA y la nueva Superliga Europea
HACE UNA HORA