La relación es tan buena, que Laporta jamás esperó ser “traicionado” por los suyos. La negativa de los pesos pesados en la propuesta de rebaja salarial ha sido para el presidente, alta traición. Cree que podrá reconducir la situación, pero no deja de sorprenderle que los jugadores a los que tan bien trató y con los que tan bien se lleva, hayan reaccionado así, ante la propuesta de rebaja salarial.
Besar el escudo es muy fácil, bajarse el sueldo no. Es ahora cuando los jugadores deben dar un paso adelante y demostrar que además de culés, quieren ayudar al club. Es el club quien hace grandes y millonarios a estos jugadores. Una década pagándoles sueldos de milmillonarios, para que, ahora que les piden un esfuerzo, se pongan a silbar mirando hacia otro lado. No puede ser, no se debe permitir.
Laporta está muy decepcionado, pero espera reconducir la situación. Y lo hará con mucho cuidado, para evitar que los jugadores vuelvan a quedar a ojos de la afición,como unos niños, mimados, peseteros y egoístas, que solo piensan en ellos.
Mercado de fichajes
El sueldo galáctico de Messi y el interés del Barça en Sterling, nombres del día
HACE 7 HORAS
Las vacas sagradas dicen no a la rebaja salarial, de momento. No se niegan a ello, pero quieren sentarse con el club y analizar la mejor fórmula para poder afrontar esta rebaja salarial. Piqué, Alba, Busquets y Sergi Roberto tienen unos contratos absolutamente fuera de mercado, gracias a la inutilidad de Josep María Bartomeu que no tuvo reparo en firmarles contratos largos y cuantiosos, pese a que la mayoría de estos jugadores superaban la treintena. Entonces no pidieron muchas explicaciones al presidente (Bartomeu), pero ahora si que las piden, es lógico que lo hagan. Deben de entender que para que el club les pague la ficha, es importante que el club no quiebre. Porque si van a la quiebra aquí no cobrará ni Perry.
Griezmann debe salir del club
Ni el club le quiere, ni el jugador quiere seguir en el club. Esta relación arrancó mal y terminará igual de mal. Griezmann en Barcelona podrá ser un jugador aplaudido, pero jamás será querido, porque el documental siempre nos acompañará en los mundos de internet, para recordarnos lo torpe que fue el jugador con sus formas, y lo inútil que fue Bartomeu fichando un jugador que no necesitaba. La situación económica obliga a venderlo para ahorrarse su millonaria ficha, pero las condiciones las deciden entre todas las partes, no sólo la parte del jugador.
Griezmann quiere volver al Atlético de Madrid, quiere cobrar su salario y sus bonus, y el Atlético accede metiendo a Saúl en la operación, pero sin soltar ni un solo euro por el francés en concepto de traspaso. Y de ahí la negativa de Laporta. O hay dinero de por medio, o no se hace, de momento. Veremos hasta cuando aguanta el pulso Laporta. El reloj corre en su contra.

¿Qué ganan y pierden Barça y Atlético con el trueque Griezmann-Saúl?

Ilaix Moriba, apartado del Barça B
Buen jugador que se cree Pogba y que ya pide una ficha parecida a la del francés. Ejemplar reacción del club al chantaje del jugador. Si no renueva su contrato, que acaba el año que viene, no volverá a jugar con la primera plantilla y seguramente tampoco lo hará con el filial. Si alguien viene con 25 millones (incluido Real Madrid) se lo puede llevar, y sino, que se tire una año comiendo pipas en la grada, para después salir gratis el 30 de Junio. Esto es Cruyffismo en estado puro. Y si Moriba no espabila, siempre estaremos a tiempo de aplicarle el método Heurtel. Billete a Estambul…y adiós.
Fútbol
Pochettino tiene trabajo en el PSG: La frialdad Messi-Mbappé, los descartados, la lesión de Ramos...
16/09/2021 A LAS 10:09
Champions League
Los miércoles de Antonio Sanz: La revuelta de Griezmann
14/09/2021 A LAS 20:30