Una de las jugadas a balón parado más recurridas es aquella en la que uno de los tiradores sale corriendo para recibir un pase o despistar a la defensa. Pero en esa acción, es imprescindible que uno de los futbolistas que están preparados para lanzar se quede junto al esférico para mover el balón. Esa premisa no les quedó clara a los jugadores del Gaz Metan Medias rumano.
En una falta a unos 35 metros de portería, los dos hombres se adelantaron sin que ninguno golpeara el balón. Tras el ridículo, uno de ellos volvió hacia atrás y colgó el esférico al área. La jugada a punto estuvo de acabar de gol, porque el centro terminó en la cabeza de otro compañero que estaba libre de marca pero que no fue capaz de acertar con un cabezazo.
La Liga
👍⚽ El Cholo se desmarca de la polémica: "El fútbol es más justo con el VAR"
HACE 3 HORAS
La Liga
Simeone no ve polémicas: "El VAR es más justo con las cosas que suceden"
HACE 3 HORAS
Fútbol
Big Data del Levante-Barcelona: Orriols se le atraganta a los culés (22:00)
HACE 4 HORAS