EFE

Dos pistas, un deseo y una realidad sobre el sustituto de Luis Enrique en el Barça

Dos pistas, un deseo y una realidad sobre el sustituto de Luis Enrique en el Barça

El 20/03/2017 a las 21:48Actualizada El 20/03/2017 a las 21:57

En las últimas horas han proliferado informaciones respecto a quién puede ser el entrenador del Fútbol Club Barcelona la próxima temporada. Si Juan Carlos Unzué ha mostrado una especie de interés, el director deportivo Robert Fernández afirmó que será él mismo quién elija técnico, mientras que el club esperará a final de curso para anunciarlo. Todo empieza a girar rápido en este asunto.

Dos pistas: que el Fútbol Club Barcelona anunciará a su nuevo entrenador a final de temporada y que será el director deportivo Robert Fernández quien lo elija. Una realidad, que desde las oficinas del club azulgrana todavía no saben -o no quieren decir- quién será el sustituto de Luis Enrique y un deseo, el que pareció mostrar el hoy segundo técnico Juan Carlos Unzué sobre su futuro inmediato.

En cualquier caso, la opción Juan Carlos Unzué lleva sonando desde hace semanas e incluso hizo que Luis Enrique se pronunciara al respecto en una reciente rueda de prensa: “Es imposible que yo me enfade con Unzué”. Otra frase que puede interpretarse en clave de que el asturiano aprobaría esta opción y por tanto no se repetiría un capítulo como el de Guardiola y el malogrado Tito Vilanova, llegando a generar una supuesta tensión entre ambos. Además, Luis Enrique tampoco se enfadaría si en caso de que su segundo fuera el elegido como su reemplazo, no le acompañara en una nueva aventura fuera del Barça.

Sin prisa y sin grandes nombres, ésa es la realidad

Las únicas informaciones que han salido de la boca del club fueron las de Robert Fernández tras la victoria azulgrana ante el Valencia, señalando que será él quien lo elija, buscando y seleccionando el perfil adecuado para el Barça. Y las palabras este lunes del portavoz de la junta directiva, Josep Vives, quien señaló que están trabajando sin ninguna prisa en dar con el próximo técnico. Una falta de prisa que sin embargo también puede interpretarse como esa opción la tienen en casa, sin necesidad de sondear otros grandes nombres del mercado internacional e incluso entrenadores con contrato en vigor.

0
0