El que no pudo aprobar en su primera prueba de tronío fue el Barcelona de Xavi, que tampoco jugó mal y hasta buscó el partido pero sin nada de fortuna. Ni con el ‘penaltito’ a Dembelé ni con sus ataques romos pese al retorno de Lewandowski. Pareció un accidente más que una inferioridad manifiesta como tantas otras veces ante el gigante bávaro. Pero el Bayern, sin apretar, sigue siendo mucho más, un rodillo de ingeniería alemana. Favorito al título sin contemplaciones y con el jugador más en forma del continente junto a Fede Valverde: ése es Leroy Sané.
Otro que es favorito, porque también es su competición, es el Real Madrid de Ancelotti, que sin mayores estridencias el caso es que lo gana todo. Y ante quien sea aunque faltan Miuras por el camino aún, el primero este domingo en el Metropolitano. El Lipsia (sí, Leipzig en castellano arcaico es Lipsia) estuvo como casi todos sus oponentes, ahí, cerca, como quien dice a punto, para caer después por el propio peso de medirse a un equipo que controla los tiempos con un único fin que siempre culmina: vencer.
Un tanto de decepción se apuntó el Atlético en Leverkusen, donde no jugó ni a la taba (que se decía antiguamente) aunque fuera maltratado por el penalti más claro de los últimos años por mano y aún así no señalado ni por árbitro ni por VAR, en algo digno de Cuarto Milenio y que dispara la imaginación conspiranoica contra la UEFA. Porque no fue ni medio normal: Champions League Asobal. Nada parece haber cambiado con el VAR pues, al final, depende en buena medida de la interpretación humana. Y ahí vale cualquier cosa, también lo inaudito. Seguimos para bingo.
Mundial
Confirmada la sanción de tres partidos a Lewandowski por su expulsión ante Osasuna
HACE 8 HORAS
El Sevilla, que también juega, no perdió, la mejor de las noticias en su dinámica de reconstrucción. No obstante, porque los peros también acompañan el análisis de la realidad, la falta de gol sigue siendo un problema grave, de nuevo con un En-Nesyri que no da la talla y no viene sólo del miércoles en Copenhague.
El ‘salto de la rana’ cruyffiano de Halaand, un goleador que ya está marcando época, confirmó la remontada del Manchester City ante el ex del noruego, el Borussia Dortmund. Lo mismo que tuvo que remangarse en Tel-Aviv el PSG. Claro que si los goles los marcan Messi, Mbappé y Neymar pues no hay más preguntas señoría: ¡equipazo! del que, no obstante, se espera más.
Primeros esbozos de una competición en la que, en realidad, van ganando los que están armados para ello, pero que deja heridos por el camino. Como el Chelsea (un punto en dos jornadas), la Juventus y el Oporto (sin estrenarse). Y otros que toman impulso, tipo Liverpool e Inter de Milán, mientras Lisboa es la nueva capital de Champions con los pletóricos Benfica y Sporting.
Mundial
Los lunes de David Sánchez: Mbappé ya no se come a los niños
HACE 9 HORAS
Mundial
Resumen Francia-Polonia: Un Mbappé estelar marca el rumbo (3-1)
AYER A LAS 17:09