La resignación del entrenador rojiblanco quedó patente en la conferencia de prensa del último encuentro antes de la clausura del movimiento de jugadores previsto para la noche del uno del septiembre. Se restó, una vez más, trascendencia a su fuerza en la institución reclamando públicamente ser solo un empleado del club para que no le salpiquen, de cara a los aficionados más exigentes, con las poco explicables salidas in extremis. No es extraño que el técnico argentino viva en vilo ante lo que pueda suceder. Si echa la vista atrás, hace justo un año se activó el regreso de Griezmann -él lo solicitó- y la marcha de Saúl en las últimas horas -no le importunó-. Como conoce el percal, en la sala de prensa de Mestalla se sinceró y asumió una preocupación hasta el grado superlativo. Ya ha perdido a Lodi, aunque será repuesto por Reguilón, y se teme lo peor en cuanto a otros hipotéticos traspasos. Será que tiene información privilegiada…aunque se considere un trabajador más.
El Atleti ha deslizado en los medios de comunicación que ha rechazado varias propuestas suculentas para evitar fugas no deseadas. De este modo, Joao Félix, Llorente, Morata o Cunha habrían sido tentados por poderosas entidades europeas a quienes el club madrileño negó el pase. ¿Informaciones interesadas? Son noticias que dejan bien a todas las partes: al club vendedor porque niega el adiós de cara a la afición renunciando a ingresar pasta gansa; al jugador en cuestión y a su asesor deportivo porque el producto se revaloriza en el mercado y frente a la opinión pública; y a la entidad compradora por el intento de hacerse con un futbolista cualificado que de cara a sus seguidores la sociedad se mantiene en acción con la intención de mejorar la plantilla. Por eso, las partes van a avalar cualquier consideración periodística. Por eso, el ruido es consentido por todos.
Lodi llevaba inquieto varias semanas hasta el punto que el asesor deportivo del brasileño reconoció que la dirección deportiva le había solicitado calma y le había profesado confianza para continuar en la religión rojiblanca. Sin embargo, el jugador ha ido perdiendo la fe en el proyecto y ha optado por abandonar. La excusa, jugar el Mundial. La realidad es que la intermitencia y la falta de regularidad con la que contaba el técnico con sus servicios lo ha terminado exasperando. El destino, el lugar que más gustaba a la propiedad. El relevo, un lateral con más cariz defensivo que ofensivo, lo contrapuesto al que sale. Conclusión: el Atleti se debilita pero engorda el ego de la cantera vecinal.
Mundial
Clasificación de goleadores del Mundial: Nadie iguala a Mbappé y Valencia
24/11/2022 A LAS 17:09
Carrasco vuelve a ser tentado desde la Premier League. Esta vez, el Tottenham ha solicitado la cesión del belga, que se alterna con Saúl en la demarcación de lateral zurdo de largo recorrido. El futbolista, cuya madurez se destaca en el vestuario atlético, vive contrariado ante la imposibilidad de sentirse titular en el once semanal de Simeone. Es cierto que el argentino no se casa con nadie, aunque privilegie a sus más próximos, pero la polivalencia de Yannick sí convence al entrenador. Y dolería bastante perderlo. Lejos quedan los tiempos en los que, gustoso, le abrió la puerta para purgar su carrera en China. Hoy es otro Carrasco, pero mantiene la misma ambición de querer ser importante en las alineaciones del Cholo. La propuesta de Conte no difiere con su lugar en el campo, pero sí le otorga, a priori, esa confianza que le niega en el Metropolitano. Otro que también anda con la mosca detrás de la oreja es Correa. El delantero es carne de banquillo y sabe que se juega su presencia en Catar en estos meses previos. Tampoco gustaría la salida, ni en las oficinas ni en la caseta del cuerpo técnico. Pero él se cansa partido a partido de ser el niño bueno del vestuario.
Y Griezmann. Parece claro que el Atleti quiere dejar claro que no cumplirá la cifra de partidos que obliga a abonar 40 millones de euros al FC Barcelona. Lo demuestra Simeone con sus decisiones de hacerlo jugar menos de 45 minutos. Así ha ocurrido en los tres primeros partidos del campeonato donde ha salido para disputar la media hora final. El galo sale enganchado y dispuesto a cambiar la historia, pero el presente se escribe con renglones torcidos pese al esfuerzo del técnico que le ha buscado una nueva ubicación en el campo como mediocampista. Para el club sigue en la rampa de salida porque se evita un problema entre la propiedad y el banquillo mientras el Barça se muestre inflexible en renegociar el acuerdo firmado hace justo un año. Pero esto es fútbol y la memoria se ausenta sin pudor. Tanto que nadie puede aseverar o negar que el francés se convierta nuevamente en la estrella del equipo… ¿rojiblanco?
Mundial
La opinión de Iván Castelló: Luis Enrique, de 'streamer' a 'dreamer' con puro fútbol
23/11/2022 A LAS 18:07
Mundial
Mundial de fútbol 2018: Mbappé guía a Francia a su segunda Copa del Mundo
20/11/2022 A LAS 08:40