Exactamente en el mismo momento en el que muchos aficionados estaban empezando a creer que la llegada de Gavi a la élite suponía una vuelta a las esencias del fútbol 'de calle' y que un equipo como el Fútbol Club Barcelona puede reconstruirse con talento joven y de casa en esta era post Messi, en la Premier League inglesa saltaba una noticia bomba: el Newcastle va a pasar a convertirse en el club con el dueño más rico del planeta fútbol.
Las imágenes de centenares de aficionados 'urracas' celebrando en los aledaños de Saint James's Park la compra del Newcastle por el fondo de inversión ‘Public Invesment Fund’ (PIF) y el multimillonario potencial económico que pueden invertir desde ya al actual colista de la liga inglesa, contrasta sobremanera con aquellas manifestaciones espontáneas de las aficiones de Chelsea o Manchester United protestando hace muy pocos meses contra sus propios clubes por haber decidido formar parte del, de momento, fallido proyecto de la Superliga europea que lidera Florentino Pérez.
Entonces, cabe plantearse esta pregunta: ¿puede el dinero mover más fidelidad y pasiones que esa cacareada pureza del llamado 'fútbol del pueblo’? Depende de a quién le toque el premio gordo, sí. Concretamente, el 93% de esta afición está encantada con este movimiento, según publican medios ingleses. En esa Premier League que presume de esencia pero que en la que casi todos sus clubes gozan de esas inyecciones económicas de petrodólares y otras grandes fortunas, el Newcastle es el último en sentarse a esa mesa con un nuevo dueño que es 50 veces más rico que el del PSG y 13 veces más que los del Manchester City, según datos oficiales. Luego, si eso, ya se sacan a pasear ataques de dignidad a gusto del aficionado.
Fútbol
¿Lo sabías? Ralf Rangnick, de triunfar con Raúl en el Schalke a entrenar a Cristiano en el United
25/11/2021 A LAS 21:04

Comprar un club no es comprar grandeza

El Newcastle United es un equipo con títulos e historia: seis FA Cup (la última ganada en 1955 y una final perdida en 1999), una Copa de Ferias conquistada en 1969 y el club que más cara plantó a mitad y finales de los noventa al Manchester United, con dos subcampeonatos y participaciones en Champions League donde, por cierto, asestaron una dura derrota al Barça en un partido de fase de grupos con exhibición del colombiano, Faustino Asprilla.
Ha sido dirigido por leyendas como Bobby Robson o más recientemente por Rafa Benítez y en esos dorados noventa contaba en sus filas con la máxima estrella de la Premier League: el delantero Alan Shearer. Ya en los 2000 fue el equipo que repescó a Michael Owen tras no triunfar en el Real Madrid, pero nunca se acabó de volver a instalar en la élite inglesa, llegando a descender no hace muchas temporadas.
https://i.eurosport.com/2021/10/08/3233516.jpg
https://i.eurosport.com/2021/10/08/3233514.jpg
Otra pregunta obligada que hay que hacerse con esta operación es, si de la noche a la mañana el Newcastle va a ser, además de un nuevo rico un candidato a todo en Inglaterra y en Europa. De momento es colista en la Premier y su principal jugador, Allan Saint-Maximim, está un poco lejos de ser el nuevo Allan Shearer. Tampoco cuentan en plantilla con ningún jugador nacional que sea internacional absoluto en esta renacida y vigente subcampeona de Europa, Inglaterra de Southgate.
Recordaba Arséne Wenger que invertir dinero a lo loco en un equipo inglés no garantiza el éxito inmediato. Aquí se puede poner de ejemplo la inversión fallida en el Portsmouth hace unos años o, en la cara opuesta de la moneda, la estructura a todos los niveles de la que se ha dotado el Manchester City para construirse a sí mismo.
“El City es el punto de referencia aquí. También son propiedad de un estado, pero tienen una infraestructura increíble: posiblemente el mejor entrenador del mundo y una gran experiencia futbolística en su jerarquía directiva. Se han convertido en un súper club de forma estratégica e inteligente”, apunta desde Inglaterra el experto en fútbol y redactor jefe de Eurosport, Tom Adams.
La visión local es que el Newcastle tendrá fichajes en la ventana de invierno y subirá puestos en liga muy rápido, pero “necesita algo más que el poder financiero de Arabia Saudí para ganar la Premier. Para empezar, un entrenador de élite y una estrategia profesional y coherente para rivalizar con City o Chelsea, otro club que también está excelentemente dirigido y posee amplia riqueza”, concluye Adams.
El Newcastle está a un par de años de ser una potencia en la Premier y no hay garantías de que eso se traduzca en un título.

Una felicidad incoherente

Lejos de generar un escándalo o una airada ola de indignación porque capital de Arabia Saudí controle su club, los aficionados del Newcastle dan por buena esta situación. Los aficionados estaban celebrando que con este movimiento habían “recuperado su club”, pero tiene un contexto que se explica así: el anterior duelo del Newcastle, Mike Ashley, fue absolutamente despreciado por sus propios seguidores, quienes ahora sienten alivio por su marcha. Esa afición ha sufrido durante años, descensos incluidos, y ahora tienen sobre la mesa la idea de que pueden a desafiar nuevamente el nivel superior en el fútbol inglés.
“Parece que a la gran mayoría de los aficionados simplemente no les importa el historial de derechos humanos altamente dudoso de Arabia Saudita o el asesinato del periodista Jamal Khashoggi. Cuando los periodistas que escriben sobre este tema se enfrentan a estos hechos, la respuesta a menudo ha sido airada”, insiste un Tom Adams quien también añade: “Sé de fanáticos del Newcastle que están en conflicto por ser controlados por un régimen como Arabia Saudí, pero creo que es correcto decir que a la mayoría de ellos no les importa”.
Los primeros nombres de futbolistas que pueden encajar en este nuevo Newcastle ya han empezado a sonar, como el del barcelonista Coutinho. A este paso, es hasta muy probable que en próximas fechas suene hasta el de Kylian Mbappé. Los agentes han encontrado un nuevo filón donde mover sus fichas y los propios aficionados ‘urracas’ un poderoso caballero para volver a ser o al menos creerse grandes.
Champions League
Derrota y calentamiento sin el premio del debut: Así fue la primera convocatoria de Ramos
24/11/2021 A LAS 22:51
Champions League
🧮⚽ Y ahora... ¿qué necesitan Barça, Sevilla y Villarreal para estar en octavos?
23/11/2021 A LAS 22:56