Las revelaciones de El Confidencial atestiguan, como mínimo, un compadreo en el fondo y en las formas entre el máximo mandatario del fútbol español, con uno de los capitanes del Barcelona, presidente de Kosmos y dueño del Andorra, que no es cuestión menor, cuando se recuerda que este club compró, a dedo, la plaza del descendido Reus, con la aquiescencia del ente federativo.
Los presuntos delitos, si es que existen, en la ya famosa comisión de 24 millones a la empresa de Gerard Piqué, tendrán que ser depurados tras la denuncia de Miguel Galán en Anticorrupción, pero desde un punto de vista ético y estético resulta aberrante. Ya tenemos algunas evidencias que lo corroboran: para empezar, se confirma que Rubiales mintió a sabiendas en 2019, cuando dijo que no le constaba la comisión que se llevaba la empresa intermediaria, ni el acuerdo entre Arabia Saudí y Kosmos.
No sólo lo conocía, sino que obligó a que conste por escrito en el contrato como condición sine qua non para cerrar el acuerdo, garantizando la comisión de cuatro millones anuales para la compañía de Gerard Piqué; la segunda, y más importante, es que Luis Rubiales tiene una parte variable en sus retribuciones, aprobada por la dirigida Asamblea, vinculada a los ingresos federativos, que no sean subvenciones, o sea que se lleva un gran pellizco del millonario acuerdo; la tercera es que la presencia de Real Madrid y Barcelona es crítica para obtener los máximos ingresos del acuerdo con Arabia Saudí. Vamos, que el presidente de la Federación tiene un interés innegable en que Real Madrid y Barcelona queden primero y segundo en la Liga; la quinta tiene que ver con el desigual reparto entre unos clubes u otros, independientemente de sus méritos deportivos. Vamos, todo lo que se critica de la Superliga, pero en versión federativa.
Supercopa de España
VOTA | ¿Qué debería suceder en la rueda de prensa de Rubiales? (10:30)
19/04/2022 A LAS 21:48
Los estatutos de la Federación otorgan al presidente de dicha institución el carácter de “funcionario público”, con todo lo que ello conlleva. Piqué, que tiene una coartada más fácil, ya dio la cara y tiene un don para defender y otro para defenderse. Mañana, tras la denuncia a Anticorrupción, la tendrá que dar Luis Rubiales, que no fue, ni tiene tan buena defensa. Lo de Geri y Rubi no ha hecho más que empezar.

Así es Arabia Saudí: La nueva y polémica casa de la Supercopa de España

Supercopa de España
Piqué da la cara tras los audios filtrados: "Todo lo que hemos hecho es legal"
18/04/2022 A LAS 17:48
Supercopa de España
Marcelo es leyenda: ya es el madridista con más titulos junto a Paco Gento
17/01/2022 A LAS 01:29