Reuters

Guti se queda sin la Copa

Guti se queda sin su título en Turquía
Por Eurosport

El 14/07/2011 a las 17:12Actualizado El 14/07/2011 a las 17:39

Después de que el propio técnico del Besiktas y varios directivos permanezcan implicados en el escándalo sobre partidos amañados en el fútbol turco, incluida la final copera, el propio club, en el que milita Guti, ha decidido devolver su trofeo hasta que se aclare el caso.

En un gesto sin precedentes, la dirección del Besiktas decidió devolver la Copa de Turquía lograda este mismo año hasta que se dirima la investigación sobre el macro-escándalo de los partidos amañados en el fútbol turco.

Según informaron los medios turcos, la decisión fue tomada por el propio presidente del Besiktas, Yildirim Demirören, ante las recientes detenciones de parte de la cúpula directiva del club blanquinegro y de su entrenador, Tayfur Havutçu, que tomó las riendas del equipo tras la dimisión de Bernd Schuster.

"En el marco de la investigación comenzada el pasado 3 de julio, y aún en curso, uno de nuestros directivos, nuestro entrenador y nuestro director de protocolo han sido arrestados y serán juzgados, los que nos llena de tristeza a toda la comunidad", comunica la dirección en la web del equipo de Estambul, que todavía no ha informado en ella de su decisión sobre la devolución del trofeo.

Un título bajo sospecha

La devolución del trofeo viene dada después de una ardua investigación judicial en la que se ponen al descubierto numerosos escándalos de amaño de partidos, entre ellos la final copera que el conjunto en el que milita Guti disputó ante el modesto Istanbul Büyüksehir Belediyespor (IBB). En este encuentro el Besiktas se alzó con el título en la tanda de penaltis después de que el tiempo reglamentario acabara con 2-2.

A pesar del igualado resultado, la Fiscalía que investiga el escándalo sostiene que la final fue comprada, apoyando su acusación en la declaración de los dos jugadores del IBB acusados de recibir sobornos, Ibrahim Akin y Iskender Alin, quien reconocieron a la policía haber recibido un caballo valorado en 150.000 dólares a cambio de no marcar goles durante la final copera.

Con todo, esta confesión contrasta con los hechos ya que Akin sí marcó un gol de penalti en el minuto 53 de partido, cuando el Besiktas ganaba 1-0.

Todo el fútbol turco implicado

A estos mismos jugadores también se les acusa de haber sido comprados para no marcar en los partidos contra el Fenerbahçe, que los campeones de liga vencieron 0-1 y 2-0 en las jornadas decimocuarta y trigésima primera, respectivamente. Sin embargo, cuestionado por ello en la Fiscalía, el presidente del Fenerbahçe, Aziz Yildirim, -que se encuentra en prisión preventiva- alegó: "Ibrahim Akin y Iskender Alin son delanteros, si hubiésemos querido comprar el partido, habríamos pagado a los defensas".

Por el momento, la Federación de Fútbol de Turquía (TFF) ha decidido que no tomará represalias ni penará a los equipos supuestamente implicados en la estafa hasta que no se pronuncie la Justicia.

0
0