José María Olazábal, doble ganador del Masters de Augusta, no cuenta para casi nadie a la hora de verle entre los favoritos a colocarse la Chaqueta el domingo, pero a los buenos aficionados al golf nos da lo mismo. Sólo con verle jugar un campo en el consiguió dos Chaquetas es ya un sólo placer. De su vuelta ha habido cosas buenas y malas pero las sensaciones, en líneas generales, no han sido nada malas para él.
En sus primeros nueve hoyos, Chema firmó cinco pares seguidos, del 1 al 5, dos bogeys en el 6 y en el 7, su primer birdie del torneo en el hoyo 8 y un doloroso dobley bogey en el 9 que le dejaba tras esa primera parte de la vuelta con 39 golpes y tres sobre par.
En los nueve segundos las cosas mejoraron para él de San Sebastián muy feliz también por la victoria de su equipo en la reciente final de la Copa del Rey. Chema firmó cinco pares seguidos, del 10 al 15, un nuevo birdie en el 16, par en el 17 y su único bogey en los nueve segundos para terminar con 75 golpes, tres sobre par y alguna esperanza de pasar el corte este viernes.
Lee más artículos en elperiodigolf.com
Golf
Sergio García y Dustin Johnson buscan redimirse de su corte fallado en Augusta en Harbour Town
HACE 13 HORAS
Golf
Aguilón Golf cambia sus banderas
HACE 13 HORAS
Golf
Guillermo Salmerón nos da las claves de esta edición del Masters de Augusta
HACE 18 HORAS